El caso de Job

Pregunta

¿Restauró Yahweh la salud de Job, según Job 42:10, lo sanó de su enfermedad? ¿O solamente restauró sus posesiones materiales?

Respuesta

En cuanto al caso de Job, hay que considerar varios factores y cómo se usa la frase “restaurar la suerte” en las Escrituras Hebreas. La frase en hebreo dice: “Yahweh shev et shevut Iyov“, que literalmente significa: “Yahweh cambió la suerte de Iyov”. Veamos cómo se traduce eso en varias versiones:

Septuaginta:
Job 42:10  Y el Señor acreció a Job, y, rogando él por los amigos perdonóles también el pecado; y dio el Señor duplicado cuanto tenía antes Job, en duplicación.

Nuevo Mundo:
Job 42:10  Y Jehová mismo volvió atrás la condición de cautiverio de Job cuando este oró a favor de sus compañeros, y Jehová empezó a dar, además, todo lo que había sido de Job, en cantidad doble.

Palabra de Dios para Todos:
Job 42:10  Y el Señor le restauró a Job su fortuna cuando él oró pidiendo por sus amigos. Le dio dos veces más de lo que tenía antes.

Biblia al Día:
Job 42:10  Después de haber orado Job por sus amigos, el Señor lo hizo prosperar de nuevo y le dio dos veces más de lo que antes tenía.

VIN:
ob 42:10 YHWH restauró la suerte de Iyov cuando él oró por sus amigos, y YHWH le dio a Iyov el doble de todo lo que tenía antes.

En Deut 30:3 se usa la misma frase, “cambiará tu suerte” y se refiere a regresar de una cautividad (literal).
La misma frase se usa con ese mismo sentido en Sal. !4:7; 53:6; 85:1; 126:1; 126:4; Jer. 29:14; 30:3; 30:18; 31:23; 32:44; 33:7; 33:11; y otros.

Una sola vez encontré que la misma frase parece usarse con el sentido de sanar, en: Oseas 7:1: “Cuando yo quisiera restaurar la suerte de mi pueblo, cuando quisiera sanar a Yisrael, se revela la culpa de Efráyim, y la maldad de Shomrón”. Pero en este caso el sentido de la frase depende de cómo se interprete la oración: La oración consiste de dos frases: 1) restaurar la suerte de mi pueblo” y 2) “sanar a Yisrael”. Si las dos frases representan dos acciones diferentes, entonces “restaurar la suerte” significa librar del cautiverio, Pero si las dos frases constituyen una hendíades, entonces “restaurar la suerte” es aquí sinónimo de “sanar”. Hendíades es la fgura del lenguaje en la que se dice algo en dos frases diferentes pero que significan lo mismo.
En el caso de Job, la frase “restaurar la suerte” puede significar “sanar” solamente en el sentido especulativo, o sea que uno asume, supone, que incluye “sanar” porque Job estaba enfermo, pero no lo dice directamente. Sin embargo, considerando el contexto de la frase parece obvio que “restaurar la suerte” en este caso significa “restaurar su fortuna”, sentido que tiene la frase también en otros pasajes. Y en este caso lo que se menciona explícitamente es la restauración de su fortuna, de su caudal de posesiones. Por lo tanto, este verso se puede tomar como uns hendíades, en la que la frase “restauró su suerte” y la frase “le dio el doble de lo que tenía antes”, son dos frases en hendíades, que significan lo mismo; por lo tanto, “restaurar la suerte” en este caso se refiere a una restauración de sus bienes materiales, incluyendo las hijas y los hijos. Lo que implicaría que Job no fue sanado de su enfermedad; al menos no lo dice claramente el texto.

Esto parece ser lo correcto también según el siguiente análisis que hace la hermana que pregunta:
“Creo que Job no obtuvo la sanidad física inmediatamente por lo que dice el verso 11 de ese capítulo: “Luego vinieron a él todos sus hermanos y sus hermanas, y todos los que antes lo habían conocido; y comieron pan con él en su casa, y se compadecieron de él y lo confortaron por todos sus males que Yahweh había traído sobre él….” (Peshita)  Analizando este texto, pienso que uno se compadece y conforta a alguien que esta pasando por alguna necesidad económica o de salud como lo estaba Job pero se alegra y celebra cuando su necesidad es satisfecha. El verso no dice que sus conocidos se alegraron o celebraron su sanidad. El verso 10 dice que luego de orar por sus amigos Yahweh lo restauró de su cautividad. Pienso que si Job hubiera sido sanado físicamente en ese momento sus familares y conocidos se hubieran alegrado y celebrado, no compadecido. Así que en resumen, creo que lo que ocurrió con Job fue un cambio de mentalidad y estado anímico. Cambió de mentalidad al modificar su manera de ver a Yahweh como juez supremo, padre etc (verso 3) y un cambio de ánimo y enfoque al orar por sus amigos (verso 9,10) Ya no se enfocaba en sí mismo o su situación sino que se preocupaba y oraba por otros. Sus posesiones fueron restauradas gracias a las ofrendas de familiares y conocidos de su comunidad, (verso 11,12)”.
Me parece razonable ese análisis que hace la hermana sobre este particular.

Yosef Álvarez

Anciano fundador de la Asamblea de Yahweh Internacional, Escuela Hebraica y la revista digital Senda Antigua. Traductor y editor principal de la biblia Versión Israelita Nazarena.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail