Sobre Adam y su Ayuda Idónea

Pregunta:

Estimado moreh, estuve escuchando de nuevo el capítulo 2 de génesis, y tengo una duda: Después de leer los textos, y escuchar su explicación, me queda la duda de que, así como los animales fueron hechos con su respectivo sexo (si no entonces por qué los mandó multiplicarse) y Adam también lo fue, ¿por qué haría Yahweh Elohim un hombre, y antes que la mujer le pondría primero a los animales como ayuda adecuada, sabiendo que Adam tenía su propio sexo y necesitaba un ser humano con el sexo opuesto? ¿No tendría ya Elohim Yahweh pensada a la hembra para él y de antemano sabría que ninguna bestia salvaje le serviría? La verdad me perdí un poco en eso, y mi duda se centra en que parece que Yahweh supuso que alguna bestia salvaje sería ayuda adecuada a Adam, pero entonces, no tendría caso pensar que Adam era de hecho un varón, con características sexuales masculinas. ¿O será más bien que Yahweh sabía quién sería su compañera, pero primero lo puso a trabajar con las bestias salvajes para que Adam en verdad se diera cuenta que necesitaba una compañera? De antemano gracias por sus respuestas.

Respuesta:

Shalom. Me encanta ver cómo las personas perspicaces a menudo tienen las respuestas en sus propias preguntas. Excelente. Lo que usted dice al final me parece que es la respuesta lógica. Aunque la Torah no presenta una explicación sobre este asunto, según el relato podemos interpretar que Elohim sabía que Adam necesitaría una compañera adecuada pero lo creó solo inicialmente para que apreciara de una manera especial a su compañera que proyectaba crear más tarde. Al ver que los animales tenían cada uno su compañera, es razonable pensar que Adam desearía entonces tener una compañera igual que él. Ese deseo, tal vez anhelo, desarrollaría en Adam un sentido más agudo de la gran importancia que tendría la mujer para él. Y así viene a ser la mujer la verdadera corona de la creación viviente. Además, podemos visualizar este asunto como un relato alegórico del primer casamiento: El novio se presenta solo al altar y espera por la novia mientras observa la congregación que lo acompaña. Al poco rato el padre trae a la novia y se la encomienda al novio. Y sólo entonces se consuma felizmente el casamiento, que culmina poco más tarde en la unión conyugal de dos almas. Todo esto se puede ver en el relato de Génesis 2 del encuentro de Adam y Eva.
Por otro lado, hay que reconocer que los relatos de los capítulos uno y dos del Génesis no son consecutivos sino más bien relatos complementarios. O sea, que son dos versiones distintas de la historia de la creación, con detalles distintos y enfoques distintos y propósitos distintos. Por lo tanto hay que juzgar ambos relatos por separado.

Yosef Álvarez

Anciano fundador de la Asamblea de Yahweh Internacional, Escuela Hebraica y la revista digital Senda Antigua. Traductor y editor principal de la biblia Versión Israelita Nazarena.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail