Tehilim y Tehilah

Pregunta:

Sé que Tehilim es el plural de Salmos.  Pero vi en algunos lugares que usted pone el singular Tehilah.  ¿Cómo puede ser tehilim plural de la palabra femenina tehilah?  ¿Es correcto eso?  ¿No sería mejor el singular el masculino Tehil para Tehilim?  Porque entiendo que todas las palabras femeninas y en singular terminadas en “ah” pasan a terminar en su plural “ot”, por lo cual sería tehilot. ¿No es lo mismo que la palabra tefilah, cuyo plural es tefilot?

Respuesta:

Shalom. Cuando en el libro de los Salmos aparece la palabra “Salmo” en singular, generalmente en hebreo es Mizmor, y a veces “Máskil: Ejemplo: “Mizmor leDawid” = “Salmo de Dawid”; “Maskil leDawid” = “Salmo de David”; y a veces “Miktam leDawid” = “Salmo de Dawid.” O sea, que no existe un singular (en el libro de los Salmos) para Tehilim. Siempre que se usa en singular, es una de esas palabras que mencioné. La palabra Tehil que sugieres no existe, como tampoco he encontrado Tehilah, pero yo uso la palabra Tehilah en este contexto para que se entienda. Si llamo a cada salmo un “Mizmor”, Mizmor 7, Mizmor 23, etc., la gente no va a entender porque nadie lo usa así. Así que la alternativa es usar siempre el plural “Tehilím”, con referencia al libro y no a cada salmo individual. Es verdad que la palabra tehilah es femenina mientras que Tehilim es masculino, pero eso no es extraño al hebreo. Hay varias palabra hebreas que tienen femenino y masculino. Un ejemplo típico es la palabra Av = padre (masculino), pero Avot = padres (femenino). Nunca se dice Avim para “padres” sino siempre se dice Avot. ¿Ves? Y así hay varias otras palabras, como yonah – yonim, etc.. De modo que mi uso de Tehilah como singular para Tehilím no es extraño al hebreo, aunque no se use así. Tehilim significa “alabanzas” pero cuando en hebreo se quiere decir “alabanza” se dice “shevajím”, aunque nunca se usa esa palabra en la Biblia Hebrea, que yo sepa. Así que tienes razón en lo que dices, pero mi singular para Tehilim no es extraño al hebreo, aunque no existiera. Sin embargo Tehil sí me parece que sería extraño al hebreo. De modo que la alternativa que me queda es decirlo siempre en plural: Tehilim 23, Tehilim 100, Tehilim 1, etc. En este caso se refiere al libro que se llama Tehilim pero no a un salmo individual. ¡Vaya lío! Pero como soy así de nacimiento, mi cerebrito prefiere llamar a cada salmo una tehilah. ¡Que la Real Academia tenga misericordia de mí y me perdone si es que estoy inventando palabras! (Jejeje)

P.S.  Cuando los bebés hispanos están aprendiendo a hablar suelen decir “Yo sabo” en lugar de decir “Yo sé”. Y cuando se le enseña que no se dice “Yo sabo” sino que se dice “Yo sé”, los niños a veces se confunden, cuestionan y se asombran de los recovecos de nuestro idioma. Porque lo más natural y lógico es que si el verbo es “saber” se diga “yo sabo”, y entonces “yo sé” suena muy extraño y artificial. Pero así es el idioma. Si la conjugación de “hacer” es “yo hago” y la de “beber” es “yo bebo”, entonces la de “saber” debería ser “yo sabo”; (jejejeje); pero como a algún loco se le antojó decir que se debe decir “yo sé” pues ahora hay que decir “yo sé”; a menos que uno no saba, digo, que no sepa. ¿Quién entiende los idiomas?  Pobres  de los gringos cuando tratan de aprender castellano; se inventan una de palabras que dan pena. Pues así estamos nosotros con el hebreo.(Fíjense que hasta los israelíes hebreo-parlantes dicen disparates también; no somos los únicos.)

Yosef Álvarez

Anciano fundador de la Asamblea de Yahweh Internacional, Escuela Hebraica y la revista digital Senda Antigua. Traductor y editor principal de la biblia Versión Israelita Nazarena.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail