Manos que Bendicen.

Por: zaqen Shaúl Rosero

El saludo cordial desde la mitad del mundo.

En esta semana pase visitando a una amiga en su salón de belleza, mientras conversábamos, tenía la mirada en una de las chicas que con mucha laboriosidad limpiaba las manos de un cliente adolescente.

Después de un tiempo considerable de charla con mi amiga, me despedí y durante el regreso a casa, en el camino mi mente, se puso a trabajar pensando que importante que son las manos, al recordar que momentos atrás de cómo y con qué dedicación cuidaban las manos de la adolescente.

Entonces sin lugar a duda que nuestro Creador Yahwéh de los ejércitos, cuando creo al hombre en su inmensa sabiduría pensó en el más mínimo detalle.

Por lo que lleva al pensamiento a reflexionar, ¿qué hubiese ocurrido si hubiésemos sido creados con una sola mano? ¿O que no tuviéramos manos?

No sé, qué hubiese sucedido, o como nos hubiéramos arreglado con una sola mano o sin manos.

Pero, usted tiene razón que esto no nos limita para desenvolvernos en el cotidiano vivir.

Sin duda alguna que las manos, nos van a facilitar un sinnúmero de cosas que podemos hacer.

Como, por ejemplo: el famoso apretón de manos en el saludo, el abrazo a nuestros amigos, como a nuestros seres queridos, dar la mano al cansado, curar al enfermo, como también sirven para hacer una variedad de tareas.  

No podríamos dejar de pensar que también existen muchos actores como escenarios distintos donde las manos son utilizadas para hacer la maldad, en una diversidad impresionante.

Pero la idea es que demos muchísima atención y minuciosa a nuestras manos para hacer el bien a todas las personas que te rodean. O sea, hacer una verdadera manicura y así lucir   

MANOS QUE BENDICEN.

Tehilim-Salmo 145:17Les das a manos llenas, satisfaciendo el deseo de toda criatura.

Matityah-Mateo 19:15  Y después de poner las manos sobre ellos, se retiró de allí.

 MANOS QUE TRABAJAN

Mishlé-Proverbios 12:11 El que cultiva su tierra tendrá comida en abundancia, pero el que persigue vanidades es falto de sensatez.

Qohélet-Eclesiastés 9:10 Todo lo que te venga a la mano para hacer, hazlo lo mejor que puedas. Porque en la Fosa, a donde vas, no hay obras, ni cuentas, ni conocimiento, ni sabiduría.

MANOS QUE DAN

Mishlé-Proverbios 11:24 Un hombre da generosamente y termina con más; otro se limita en hacer lo correcto e incurre en pérdida.

25  La persona generosa disfruta la prosperidad; el que satisface a otros será satisfecho.

26  El que esconde el grano se gana la maldición de la gente, pero hay bendiciones sobre la cabeza del que lo distribuye.   

MANOS DILIGENTES

Mishlé-Proverbios 10:4 las manos diligentes se enriquecen.

MANOS GENEROSAS

Mishlé-Proverbios 31:20 

Da generosamente a los pobres; sus manos se extienden a los necesitados.

MANOS QUE SANAN

Mordekhay-Marcos 16:15 * Y les dijo: “Vayan por todo el mundo y proclamen la Buena Noticia a toda criatura.

16  El que crea y se sumerja se salvará; pero el que no crea se condenará.

17  Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevos idiomas,

18  tomarán serpientes en las manos, y si llegan a beber algo venenoso, no les hará daño. Sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”.

MANO PODEROSA

Yeshayah-Isaías 26:11 Oh Yahwéh, ellos no ven tu mano levantada. Que se avergüencen al ver tu celo por tu pueblo y que el fuego consume a tus adversarios.

Tehilim-Salmo 89:13  Tu brazo está dotado de potencia, tu mano es fuerte, tu diestra es sublime.

Kefá Álef-1Pedro 5:6 Así que humíllense bajo la poderosa mano de Yahweh para que él los exalte al debido tiempo.

¿Cómo son tus manos? 

Adiestremos en todo momento nuestras manos a que sean de bendición, trabajadoras, dadivosas, diligentes y sanadoras.

El escudriñar las Escrituras nos enseña que podremos estar seguros de que nuestros enemigos caerán en nuestras manos.

“Hoy mismo Yahweh te entregará en mis manos.”[1]

FORTALEZCAMOS NUESTRAS MANOS

2Timoteo 3:1  También debes saber esto: que en los últimos días se presentarán tiempos difíciles.

Por lo que en la actualidad estamos viviendo gran necesidad imperativa de fortalecer nuestras manos.

Lamentablemente los ciudadanos, protagonistas en el mundo se desaniman con mucha facilidad, poniendo rostros de derrota, a dejar caer las manos.

Es muy común que las personas abandonen en muchos aspectos que son muy conocidos.

Los creyentes fieles seguidores de Yahoshúa, debemos fortalecer nuestras manos a fin de aguantar las pruebas que enfrentamos en nuestro servicio a nuestro Poderoso Yahwéh de los ejércitos.

Perseveremos no flaqueemos.

Yahwéh, nuestro Creador, constantemente estará ayudándonos y fortaleciéndonos nuestras manos para así hacer su voluntad.

Por lo tanto, preparémonos para las reuniones semanales (Shabat) frecuentando puntualmente.

Cultivemos la mejor relación con nuestro Creador Yahwéh, antes que surjan situaciones difíciles que no podamos resolver.

Ofrezcamos un servicio de la mayor calidad y así traer alabanza y honra a su precioso nombre Yahwéh.

Así que, por medio de él, ofrezcamos siempre a Elohim sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.[2]

Al fortalecer nuestras manos las estamos equipando para predicar las Buenas Noticias del Reino.

Él, Yahwéh, ha puesto en tus manos las herramientas de la mayor calidad, para ayudar a los protagonistas de todo el mundo.

Entonces preparémonos todo el tiempo para que estemos probos para utilizar estas herramientas que nuestro Creador ha puesto en tus manos.

RECORDEMOS TENER LEVANTADAS NUESTRAS MANOS FORTALECIDAS SOLO ASÍ TENDREMOS PODER Y PARA QUE PODAMOS ACTUAR.

Así que quiero que los hombres oren en todo lugar, levantando manos piadosas, sin ira ni discusión.[3]

Oración

Yahwéh, mi protector, mi guardián, fortalece nuestras manos y bendícelas para que podamos hacer tu voluntad, con las herramientas que has puesto en nuestras manos para que sean diligentes prestar a dar el mejor servicio y sin presionar, que sepamos dar y que tengan la fuerza de bendecir y animar a todos los que nos rodean. Amén.


[1] Shemuel Álef-1a Samuel 17:46.

[2] Ivrim-Hebreos 13:15.

[3] 1Timoteo 2:8 

Colaboradores
Últimas entradas de Colaboradores (ver todo)

1 comentario en «Manos que Bendicen.»

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x