Bitajón – Confianza en Yahwéh

Por: José Luis González

Me gustaría leer unos versículos de un salmo muy conocido por todos nosotros:

“Tú qué buscas refugio en el Altísimo, que en la sombra del Poderoso descansas seguro. Yo te diré que Yahwéh es mi refugio y mi fortaleza, mi Elohim en quién confío. Pues Él te salvará de la trampa traicionera, y de la peste destructiva, con sus alas te cubrirá y bajo sus manos encontrarás refugio, un escudo y una armadura es su verdad.”[1]

A veces, las tormentas a nuestro alrededor son muy grandes, tanto que nos desgastan. En este día recuerda que cuando nosotros nos mantenemos debajo de sus alas, obedientes a su palabra y cerca de su corazón, Él peleará por nosotros.

Una Reflexión

A través de esta ilustración me gustaría mostrarles el reflejo de la conducta del ser humano… y dice así:

“El único sobreviviente de un naufragio encontró refugio en una pequeña e inhabitada isla y cada día oraba fervientemente pidiendo a Yahwéh que lo rescatara. Así, diariamente revisaba el horizonte buscando ayuda, pero ésta nunca llegaba.

Cansado de esperar, se dedicó a construir una pequeña cabaña para protegerse a sí mismo y sus pocas posesiones. Pero un día, después de andar buscando comida, regresó y encontró la pequeña choza en llamas, el humo subía hacia el cielo… Lo peor que había pasado, es que todo lo que tenía se había consumido entre las llamas.

El hombre, confundido y enojado con el Eterno, en medio de lágrimas decía ¿Cómo pudiste hacerme esto? ¿Por qué permites esta desgracia? Y entre sollozos se quedó dormido sobre la arena.

Al siguiente día, muy temprano, escuchó asombrado el sonido de un barco que se acercaba a la isla… finalmente venían a rescatarlo. Cuando tuvo delante a los marineros, les preguntó: ¿Cómo sabían que yo estaba aquí?

Sus rescatadores contestaron: Vimos las señales de humo que nos hiciste.”

Es fácil enojarse cuando las cosas van mal, pero no debemos perder la paz en el corazón, porque Yahwéh está preparando algo bueno para nuestras vidas.

Así que recuerda, la próxima vez que tu pequeña choza se queme, puede ser una señal de humo que surge de la misericordia de Yahwéh Elohim.

¿Qué es Confianza en Yahwéh?

La palabra hebrea “Bitajón” que generalmente se traduce como “Confianza” es un poderoso sentimiento de optimismo y de confianzano basado en la razón ni en la experiencia, sino en la emunáh.[2]

Me explico: Sabemos que Yahwéh es bueno, “Él es el único que está a cargo de todo”, por lo tanto, no debemos tener miedos ni incertidumbres.

Así lo expresa el salmista:

“En Yahwéh he confiado. No temeré lo que me pueda hacer el hombre”.[3]

El rey David lo expresó con claridad meridiana, su bitajón, su confianza, estaba puesta en el Eterno.

Tenía claro que quizás el hombre podía y quería hacerle daño, más, sin embargo, David no teme, no se angustia, no se deja vencer por emociones negativas que nublen su paz, al contrario, su corazón está en armonía con Yahwéh, pues sabe que, nada de lo que suceda en este mundo, podrá ser comparado con el gozo del mundo venidero.

Por eso, una Fe Viva es siempre la unión de Emunáh y Bitajón, pues difícilmente una persona puede considerarque Elohim actúa en el mundo si pone en duda que el Creador existe.

¡Ay! qué tan difícil es para los humanos entender.

Los seres humanos no podemos comprender cómo gobierna Yahwéh Elohim el mundo.

Nuestro paso por la tierra es como una fracción de segundo cuando lo comparamos con la eternidad.

Tampoco podemos juzgar un éxito cuando entramos en la mitad de una película y vemos solo un minuto de ella. Del mismo modo, no entendemos por qué o cómo suceden las cosas.

Pero, tenemos un Elohim, increíble, maravilloso, que da alimento a las aves del cielo, que viste las flores del campo, y que tiene sumo cuidado de nosotros sus hijos.

Al igual que como hijos tratamos de agradar a nuestros padres cada día, más aún debemos hacer la voluntad de nuestro Padre celestial que nos regala la vida y nos bendice con todo lo que recibimos, sea bueno o malo.

Porque también lo negativo puede ser de bendición si tenemos verdadera confianza de que todo será para bien.

Por Dónde Empezar

Debemos comenzar a poner nuestra confianza en Yahwéh, apoyándonos en el estudio de la Toráh, esto nos ayudará a incrementar nuestra Emunáh, así podremos tener más entendimiento y por resultado una Plena confianza.

Por eso recuerdecuando se encuentre en una situación difícil digacon firmeza: “Gam Zu Letová” -“Todo es para bien

¿Además, sabían que hemos nacido para esforzarnos? “El hombre nace para esforzarse”

Leamos lo que Yahwéh le dijo al líder del pueblo de Israel:  

“Lo que te encargo es que seas fuerte y resuelto; no te desanimes, que Yahwéh tu Elohim está contigo donde quiera que vayas”.[4]

Así que no perdamos la Emunáh ni Bitajón, no dejemos que el miedo nos paralice, elevemos nuestra mirada al cielo y confiemos en Yahwéh. Y la fe en el Mesías nos ayudará a fortalecernos y a reconfortar a los demás.

Como cita en Proverbios “Siete veces cae el justo y siete veces se levanta”[5]

Por eso, Sé fuerte, no importa por lo que estés pasando, llora si tienes que llorar, pero después ten valor y levántate, seca tus lágrimas y sigue adelante.

¡Nunca Te Detengas!

Les voy a compartir ahora un fragmento que me gustó mucho del Salmo128 que dice así:

“Feliz el hombre que huye de las luchas de éste complicado mundo y se esfuerza para comprender la Toráh, será feliz y le irá bien, feliz en éste mundo y bien le irá en el mundo venidero”[6]

Por esta razón les ruego tener cuidado con la tristeza. ¡Es muy destructiva, pero siempre podrás combatirla con un poco de alegría!

¡Sonríe! Alégrate con las maravillas que te da el Creador, que son innumerables, cierra por un momento los ojos y piensa en ellas para apartar de ti toda tristeza y desechar todo enojo, buscando “Ser verdaderos alabadores de Yahwéh”.

El profeta Habacuc escribió una oración, un canto a Yahwéh, muy profundo, suplicando al Eterno misericordia por el castigo decretado para su tiempo.

El profeta nos da una lección magistral de cómo debemos actuar.

Hermanos les recomiendo lean los tres capítulos que tiene su libro. Hoy leeremos solamente estos versos que dicen:

“Aunque no florezca la higuera, ni haya fruto en la vid, aunque falte la cosecha de olivas y no produzcan grano los campos, aunque desaparezcan las ovejas del corral y no haya ganado en el establo. Con todo yo me gozaré en Yahwéh, me alegraré en el Elohim que me libra. Adonay Yahwéh es mi fortaleza”[7]

Cuando vivimos conectados a Yahwéh, con seguridad recibiremos la fortaleza espiritual para resistir en los duros momentos que lleguen, así como en estos días difíciles que está viviendo el mundo con la pandemia.

Estar conectados permanentemente con Elohim, es buscar hacer su voluntad para agradarle, es tenerlo presente en nuestra mente todo el día; es conversar con Él en oración.

Por ello, dobla tus rodillas, levanta tu voz, suelta tus cargas, entregárselas a Él y sigue caminando en obediencia. Diciendo:

“Padre celestial YAHWÉH, necesitamos que venga Yahoshúa, tu Ungido a restaurarlo todo, y que nos encuentre listos, con la lámpara encendida llena de aceite y que pueda decir de nosotros: Siervo bueno y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré, ven y entra al disfrute de tu amo. Amén.”

Que encontremos la paz que necesitamos en nuestro Elohim y seamos fortalecidos para permanecer firmes y fieles en medio de cualquier situación que estemos viviendo, ese es mi deseo para todos nosotros.


[1] Tehilim/Sal.91:1-4

[2] Fe

[3] Tehillim/Salmos 56:12

[4] Yahoshúa/Josué 1:9 (VIN)

[5] Mishlé/Pro.24:16

[6] Tehillim/Sal.128:1-2

[7] Hab.3:17-19 (VIN)

Colaboradores
Últimas entradas de Colaboradores (ver todo)

2 comentarios en «Bitajón – Confianza en Yahwéh»

  1. ¡Excelente! Impulsa a dejar de estar tan pendientes de las noticias y de como va a quedar el mundo después de la pandemia. Y enfocarse en Yahweh y en el Mashiah, y estudiar juntos con la familia el Tanaj .

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x