Cautivos o Libres.

Por: Esther Vargas García

Empezaré por un comentario, de ideas autoimpuestas en la mente/corazón, según la escritora del Libro: Usted puede cambiar su vida Louise Hay, ella hace este comentario sobre nutrición: “Mi teoría de la nutrición es simple. Si crece, cómalo. Si no crece, no lo coma”.

Pero las Sagradas Escrituras nos dicen claramente que no todo lo que crece es comida, ni todo lo que se mueve, se come.

Hay que ser consciente del acto de comer; es como prestar atención a nuestros pensamientos, que nos dan ideas.

También podemos aprender a prestar atención al cuerpo y a las señales que nos envía cuando comemos. Si nos apegamos a las verdades que nos enseñan las Escrituras Sagradas, como Palabra de Yahwéh el único Elohim Verdadero.

Comeremos lo que Él ha dicho que es alimento, y no tendremos ideas erróneas sobre qué comer, que no comer, ayunar o comer de más, pero todo en su tiempo y propósito

Este es otro tema súper importante y sumamente extenso. Si cuidamos lo que comemos, podremos detectar las ideas permisivas y erróneas, que le damos inconsciente o conscientemente a nuestro corazón/mente.

Abordaremos este tema en otra oportunidad, si el Padre Yahwéh nos presta vida, bendito es El, deseando que nos edifique y nos sirva esta pequeña reflexión, en el Nombre sobre todo nombre: Yahoshúa nuestro maestro y redentor. Amén

TEXTO BASE:

Ya que ustedes recibieron una vez a Mashíaj Yahoshúa, el Maestro sigan andando en unión con él.

firmemente arraigados y edificados sobre él, y confirmados por la fe, así como se les ha enseñado, abundando en acciones de gracias.

Miren que nadie los lleve cautivos por medio de filosofías y vanas sutilezas, conforme a la tradición de hombres, conforme a los principios elementales del mundo, y no conforme al Mashíaj,

Porque en él reside corporalmente toda la plenitud de la cualidad divina;

y ustedes están completos en él, quien es la cabeza de todo gobierno y autoridad[1]

A menos que nos aferremos a lo que pensamos, las ideas no tienen ningún poder sobre nosotros; no son más que una sarta de palabras, que no tienen absolutamente ningún significado.

El significado se lo damos nosotros. Nosotros decidimos cuál es el significado que vamos a darles. Decidamos, entonces, pensar cosas que nos ayuden y nos apoyen.

Ahora que hay tantas voces levantándose con muchas formas diferentes de pensamiento, como si pudiéramos comprar paquetes prefabricados, de ideas de otros y muchos.

Se oyen interesantes; prácticas hasta bonitas, muchos de estos aconsejan: “Piense cosas que le hagan feliz. Haga cosas que le gusten. Haga lo que quiera a la hora que quiera.

Esté con gente que sea de su agrado, y que le aporte. Coma cosas que hagan que su cuerpo se sienta bien, Entre muchas otras ideas”.

Para estas formas nuevas de pensamientos, se tiene que enfocar la construcción de algo nuevo en nuestro interior, y será necesario partir de un punto de vista “holístico” / relativo.

La filosofía holística, inventada o descubierta en el 1926, a la que se le da el termino griego Hólos que significa TODO, procura nutrir y alimentar la totalidad del ser: cuerpo, mente y espíritu. Si nos desentendemos de cualquiera de estos aspectos somos “seres incompletos”.

En la medicina; alternativa como terapia. Todo esto pretende cuidarnos de las propias emociones que afectan al cuerpo y a la mente, para sanar, también para prevenir y equilibrar.

No importa por dónde comencemos, siempre y cuando terminemos por incluir también las otras áreas. Se oye convincente y tentador, para tratamientos de carácter físico, psicológico y espiritual. Se apoyan con homeopatía, acupuntura, naturopatía, si bien todo esto, puede ayudar a eliminar sustancias nocivas extrañas y perjudiciales que se acumulan en nuestro organismo, con la idea de cambiar nuestros hábitos alimenticios y patrones mentales.

También; fitoterapia, plantas medicinales, aromaterapia, percepción de olores de aceites esenciales.

Estas alternativas, te invitan a descubrir estos métodos y a abrir tu mente a nuevos caminos.

CUIDADO: Con la mente, podemos explorar técnicas de visualización, de imaginación o de fantasía guiada, y también las afirmaciones.

Hay muchísimas técnicas psicológicas: la Gestalt/ psicología humanista o tercera fuerza_ para desarrollar el potencial humano como el “empoderamiento”, el renacimiento, la hipnosis, el psicodrama, las regresiones a las vidas pasadas, la terapia por el arte, y se puede incluso trabajar con los sueños. La meditación en cualquiera de sus formas es una manera de tranquilizar la mente y permitir que nuestra propia “sabiduría” aflore a la superficie.  

Y como diría mi mamá; TODO ES JUNTO CON PEGADO.

¿Esto es actuar con inteligencia?

Leamos que nos enseña el sheliaj Shaúl, a los consagrados y fieles en el Mashíaj que estaban en Colosas. En el mismo capítulo de nuestro texto base:

No se dejen quitar su premio por esos que fingen humildad y culto a los mensajeros, que se apoyan en visiones, envanecidos sin razón por su mente carnal, y no se aferran a la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutrido y unido por coyunturas y ligamentos, crece con gran poder.[2]

Por lo general las personas o terapeutas de antiguas filosofías, donde se están moviendo estas “nuevas filosofías”, en su mayoría son personas estudiosas de estos mismos temas, que poseen una gran elocuencia, son aquellas personas que tienen un hablar formal, dulce y sosegado, con facilidad y habilidad de expresarse, tanto de forma oral o escrita de manera clara y concisa, con la facultad de persuadir, deleitar o conmover a otros a través de su hablar lisonjero y forma de expresión, fácil de entender.

Con estrategias, de gestos y expresiones faciales, que generan mucha empatía. A estas personas les agradan, los seguidores e incluso los admiradores, que es algo difícil de evitar.

Pero si nosotros que formamos el cuerpo del Mashíaj, el Pueblo de Yahwéh Avinu; y hemos resucitado con el Mashíaj, “busquemos las cosas de arriba, donde está el Mashíaj sentado a la diestra de Yahwéh. Ocupando nuestra mente en las cosas de arriba, no en las de la tierra; porque ya nosotros hemos muerto, y nuestra vida está escondida con nuestro Mashíaj en Elohim. Por lo tanto, hagamos morir lo que hay de terrenal en nosotros: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos y la avaricia, que es idolatría.[3]

Hermano, Hermana, en estos tiempos de amenazas por todos los flancos, te invito a renovar tu mente con el poder de Yahwéh Avinu, imitando a nuestro Maestro, su Hijo amado.

Hermano lee toda esta hermosa carta de Shaúl a la asamblea en Colosas; “Y que la paz de Mashíaj, gobierne en nuestros corazones/, pues a ella fuimos llamados en un solo cuerpo; y seamos agradecidos.”[4]


[1] Colosenses 2:6-10

[2] Colosenses 2:18-19

[3] Colosenses 3:1-5

[4] Colosenses 3:15

Mujeres Ayin
Últimas entradas de Mujeres Ayin (ver todo)

1 comentario en «Cautivos o Libres.»

  1. Gracias! Está muy clara la reflexión. Sobretodo para éste mundo moderno, que busca filosofías y todo tipo de nuevas maneras de resaltar lo humano y se olvida de dónde venimos y a quién debemos reverenciar y seguir, realmente!

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x