¿Qué dice la Biblia sobre las Redes Sociales?

Nada. Absolutamente nada.

No le voy a engañar. Si gusta, puede utilizar la función de búsqueda de cualquier biblia electrónica y tratar de buscar las palabras Facebook, Twitter, Google, o YouTube. Se cansará de buscar y no obtendrá resultados.

Y todavía no he encontrado algún mandamiento que diga:

No tendrás perfiles sociales delante de mí.

De modo que si alguien le dice que las redes sociales son condenadas por la Escritura, simplemente pregúntele en qué pasaje o verso se encuentra esa instrucción en la Biblia. Créame; no podrá contestarle.

¿Por qué? Sencillo y lógico: porque no existían para los tiempos bíblicos. Sería un caso de anacronismo decir que la biblia habla sobre las redes sociales.

Entonces, ¿por qué hacer un escrito sobre lo que dice la biblia sobre las redes sociales, si en la Escritura no se habla de ello? Porque, aunque no se habla directamente de las redes sociales, sí hay enseñanzas de la Escritura que podemos aplicar cuando las utilizamos.

Redes Sociales: ¿El cajón del diablo moderno?

Recuerdo que, hace muchos años atrás, alguien me compartió una anécdota de la opinión del conocido evangelista cristiano Yiye Ávila sobre la televisión. Quisiera mencionar la misma porque, aunque no practico la fe cristiana, me parece interesante el paralelismo que hay entre esta situación y lo que algunos piensan sobre las redes sociales en la actualidad.

Para principios de su ministerio, el Sr. Ávila decía que la televisión era el “cajón del diablo”. Incluso persuadió a muchos creyentes cristianos para que eliminaran el “cajón del diablo” de sus hogares.

Lo irónico de este caso es que, al pasar de los años, el Sr. Ávila estableció una de las cadenas televisivas cristianas mas grandes y conocidas en el mundo hispano: CDM Internacional. Y eventualmente tuvo que modificar su postura original sobre el “cajón del diablo” y ofrecer una explicación.

Aquí puede ver un vídeo donde el Sr. Ávila explica su nueva postura:

YIYE AVILA, EXPLICACION DEL TELEVISOR COMO CAJON DEL DIABLO

En la actualidad, mucha gente ha adoptado una postura similar con las redes sociales. Para ellos, las redes sociales son el nuevo “cajón del diablo”, y un creyente no debe hacer uso de ellas.

Lamentablemente no entienden que las redes sociales de por sí no pueden salvar o condenar. Es la gente que las utiliza la que hace buen o mal uso de ellas.

¿Diría usted que un carro es instrumento del diablo solo porque algunos lo utilizan para robar?

¿Eliminaría usted todos los cuchillos de su cocina solo porque algunos los utilizan para matar?

En vez de condenar el medio, deberíamos enfocarnos en la manera en la cual se utiliza el mismo. Porque, a fin de cuentas, los medios ni son buenos ni son malos; somos nosotros lo que tenemos la capacidad de utilizarlos para bien o para mal.

Haciendo buen uso de las redes sociales

Al igual que la televisión, las redes sociales tienen el potencial de ser usadas para fines benignos o malignos. Y, aunque la biblia no dice algo al respecto sobre ellas (¡ni de la televisión tampoco!), sí podemos aplicar ciertas enseñanzas de la Escritura para hacer buen uso de las mismas.

Examinemos algunas situaciones que se dan comúnmente en las redes sociales, y cómo podemos aplicar ciertos principios de la Escritura.

Evite los debates sin sentido

Cuando me inicié en las raíces hebreas de la fe, recuerdo que en mi corazón ardía un gran deseo que compartir con otros lo que iba aprendiendo.

Y no me malinterprete: todavía siento ese deseo.

Pero para aquel tiempo, mi actitud era diferente. No medía mis palabras, y buscaba cualquier oportunidad para introducir el tema en la conversación y hablar a otros del paganismo y el gran error que mucha gente ha creído.

Recuerdo que en un par de ocasiones me vi en medio de varios debates en las redes sociales. No me quedaba en silencio. A mi entender, era mi deber defender lo que había creído y aprendido. Especialmente si me provocaban con comentarios que retaban mi fe.

Con el tiempo, me di cuenta que perdí miserablemente mi tiempo. ¿Sabe por qué? Porque ninguna de las personas con las que sostuve debates acalorados fue persuadida de su error. Ni una sola.

En vez de acercar a las personas a la verdad de la Escritura, las alejé con mi actitud altiva.

De ahí aprendí que los debates acalorados nunca traen buenos frutos. Solo consiguen alejar a las personas y provocarlos a rebeldía.

Y si provoco a una persona a la rebeldía, es imposible que pretenda que escuche el mensaje que quiero transmitirle.

Analice bien. ¿Cree usted que una persona que está a la defensiva le va a escuchar? Claro que no. En un debate acalorado, cada parte lo único que busca es tener la razón y ganar el debate. En esa actitud es imposible razonar con alguien.

Por eso, en vez de entrar en debates acalorados con otros, mejor aprenda a guardar silencio. Observe con discreción y aprenda a respetar las opiniones diferentes a la suya, aun cuando usted crea que la pesona está mal.

Ore a Yahweh para que le muestre cuál es el momento oportuno para hablar; ese momento en el cual la otra persona está mas receptiva.

En vez de introducir el tema de manera “obligada” e innatural en una conversación, mejor aprenda a generar curiosidad. ¿Cómo lo consigue? Viviendo una vida conforme a la Torah. Deje que su estilo de vida, aun en las redes sociales, hable por sí solo. La gente notará algo diferente y le preguntará.

Y aléjese de los debates acalorados en las redes sociales. Nada bueno sale de ellos.

“El hombre iracundo promueve contiendas; pero el que tarde se enoja, apaciguará la rencilla.” Proverbios 15:18
“No toma placer el necio en la inteligencia, sino en exponer lo que hay en su corazón.” Proverbios 18:2

Todas las citas bíblicas utilizadas en este escrito son de la Reina Valera Restaurada 2016 (RVR2016), a menos que se indique lo contrario.

Evite el lashón hará (los chismes)

¿Sabe usted cuál es el tipo de contenido que usualmente se vuelve viral en las redes sociales? Lamentablemente son los chismes.

Trate de hacer memoria de la última vez que vio una publicación con cientos o miles de “me gusta” o acciones de compartir. ¿De qué trataba la publicación? Aunque no en todos los casos es así, es muy probable que haya sido de algún chisme, especialmente si se trata de una figura pública.

En un momento de emoción, puede ser tentador darle “me gusta” o compartir ese tipo de publicaciones. Pero, ¿será adecuado para un creyente? ¿Estaré haciendo un bien, o estaré haciendo daño a otra persona (sea de la misma fe o no)?

“No andarás chismeando en tu pueblo. No te pondrás contra la sangre de tu prójimo; Yo Yahweh.”Levítico 19:16
“El que descubre el secreto, en chismes anda; no te entrometas, pues, con el que lisonjea con sus labios.” Proverbios 20:19

Sea cuidadoso con el tiempo

¿Pasa usted horas desmedidas en las redes sociales? ¡Cuidado!

Lamentablemente, las redes sociales han esclavizado a mucha gente. Muchas personas llegan al extremo de ser adictos a ellas.

He visto gente cuya vida parece girar en torno a las notificaciones del dispositivo móvil.

¡Bling! Un mensaje en WhatsApp. Hay que responder.

¡Ting! Alguien me etiquetó en Facebook. Hay que ver de qué se trata.

Y así se pasan todo el día. No importa si están en el trabajo, en una reunión familiar o compartiendo con sus amigos.

Eso me recuerda esta imagen que me compartieron sobre los intereses de las visitas hace años en contraste con las visitas en la actualidad:

baños enchufes y wifi

Resulta cómico, pero es la realidad.

¿Acaso somos incapaces de desconectarnos, aunque sea por un rato? ¿Dónde están nuestras prioridades? ¿Acaso las redes sociales sustituyen el tiempo de calidad con nuestros familiares y amigos?

Evite que las redes sociales controlen su vida. Invierta sabiamente su tiempo.

“Para todas las cosas hay un momento, y todo lo que se quiere debajo del cielo, tiene su tiempo” Eclesiastés 3:1

Observe el principio de Tzeniut

Aunque en este blog no promovemos las tradiciones judías, hay un concepto del judaísmo del cual podemos derivar algunas enseñanzas aplicables al uso de las redes sociales: el tzenuit.

La palabra tzenuit se traduce en varios escritos de la tradición oral judía como recato, modestia o humildad. Envuelve una serie de prácticas que incluyen el recato en la vestimenta y la forma de comportarse ante un miembro del sexo opuesto, entre otras.

Es importante notar que esto no es un concepto original ni exclusivo de la tradición oral judía. La Escritura esta llena de alusiones a una vida que demuestra recato, modestia y humildad. Por ejemplo:

“Porque el alto Yahweh atiende al humilde; pero al altivo mira de lejos.” Salmo 138:6
“…y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón…” Mateo 11:29
“…no altivos, sino acomodándose a los humildes. No sean sabios en su opinión.”Romanos 12:16
“Que la modestia de ustedes sea conocida de todos los hombres. El Maestro está cerca.” Filipenses 4:5
“Asimismo también las mujeres, ataviándose en hábito honesto, con vergüenza y modestia…”1 Timoteo 2:9

Como expresé previamente, no promuevo la práctica de la tradición oral judía, ni tampoco recomiendo aplicar el concepto del tzenuit tal y como se enseña en el judaísmo. Sin embargo, algunos principios del tzenuit los podemos aplicar al uso de las redes sociales. Por ejemplo:

  • ¿Son apropiadas las fotos o vídeos que publicamos en las redes? ¿Refleja recato la vestimenta utilizada, o incluso la manera en la cual posas? ¿Reflejan una actitud de humildad?
  • No existe un mandamiento que diga “No publicarás un ‘selfie’ en las redes sociales”. Sin embargo, ¿con qué propósito lo publica? ¿Lo hace con la intención de compartir algún momento importante con sus amigos y familiares, o meramente busca hacer crecer su ego y llamar la atención? No estoy diciendo que tomarse una foto sea pecado; solo que debe examinar sus motivaciones para compartirla, y cuidar que reflejen el carácter del Mesías en su vida.
  • ¡Cuidado con lo que ve en las redes! Evite que su corazón sea seducido a la fornicación o al adulterio por estar mirando lo que no debe.
  • Pregúntese: ¿Me expreso con humildad en las redes sociales, o tengo una actitud arrogante y/o grosera hacia los demás?

Estos son solo algunos ejemplos. Hay muchas instancias adicionales en las cuales podemos aplicar este principio.

El recato, la modestia y la humildad no son principios exclusivos de la tradición oral judía; son principios de la misma Escritura. Procuremos que nuestra actividad en las redes sociales sea un reflejo de ello.

Recomendaciones adicionales

En adición a lo que se ha discutido, a continuación algunas recomendaciones generales:

  • Sea cuidadoso con lo que publica en las redes. No todo lo que sucede en su vida es apto para publicarse. Hay datos que podrían comprometer su seguridad y privacidad.
  • De igual forma, evite publicar datos privados de otras personas, por las mismas razones expuestas en el punto anterior.
  • No acepte a todo el mundo como su “amigo” en las redes sociales. El hecho de que una persona diga en su perfil que practica la fe hebrea no lo hace su amigo. Las apariencias pueden engañar. Procure conocer primero a esa persona antes de darle acceso a su perfil personal.
  • Sea genuino. No trate de aparentar lo que no es y engañar a otros. Procure que su perfil en línea sea un reflejo de su vida real diaria.

Conclusión

Usted no encontrará en la Biblia pasajes o versos que hablen directamente sobre las redes sociales. Si alguien le dice lo contrario, le está mintiendo.

Sin embargo, la Escritura está llena de principios de vida que podemos aplicar a nuestra actividad en las redes sociales. A través de su Palabra, Yahweh nos ofrece instrucción respecto a cómo debemos conducirnos a diario, incluyendo nuestras actividades en los entornos virtuales.

Las redes sociales son una herramienta muy efectiva para proclamar las buenas nuevas de restauración de la fe hebrea. Eso es, si sabemos utilizarlas correctamente.

Hasta aquí mis recomendaciones. Ahora le toca a usted aportar a esta discusión. ¿De qué otra manera podemos aplicar los principios de la Escritura al utilizar las redes sociales? Comparta su opinión en la sección de comentarios.

Ángel Candelaria

Anciano y coordinador técnico en el área de informática de AYIN. Autor del libro ¿Fiestas Judías... o Fiestas de Yahweh? Profesor de música, guitarrista y director musical de AvdeYah.

12 comentarios en “¿Qué dice la Biblia sobre las Redes Sociales?

Los comentarios están cerrados.