¿Es Usted un Equilibrista?

Pongan cuidado, pues, en hacer como les ha mandado Yahwéh su Poderoso. No se aparten a la derecha ni a la izquierda: sigan solamente el camino que les ha señalado Yahwéh su Poderoso, para que prosperen y les vaya bien, y para que duren mucho en la tierra que van a poseer. – Deut. 5:32-33 (VIN)

El Todopoderoso Yahwéh nos ha mandado a seguir un camino recto, que es el señalado por sus Mandamientos escritos. Es como si nos mandara a ser equilibristas en una soga. Debemos hacer un paso tras otro en dirección recta hacia adelante, sin desviarnos ni a derecha ni a izquiera, ni volver atrás como la esposa de Lot para no caer al vacío.

¿Qué podría simbolizar el desviarse? El maestro Yosef Alvarez nos enseñó cierta vez que desviarse a la derecha podría simbolizar seguir las tradiciones judías, desviándonos de lo esencial escrito, incumpliendo con el mandamiento de Moisés: “No añadan nada a lo que yo les mando, ni le quiten nada, sino observen los mandamientos de Yahwéh su Poderoso que yo les mando.” (Deut.4:2, VIN). Y desviarnos a la izquierda sería dejar de cumplir por demás los mandamientos, sea uno tanto judío o cristiano, a veces enseñando que están abolidos.

Ahora, ¿por qué podríamos caer al vacío al desviarnos? Para entender esto debemos pensar en qué es lo que hace caminar bien al equilibrista sobre una soga: una vara. Con esa vara mantiene el equilibrio ayudado por su concentración al caminar recto por la soga.

Para los que caminamos según la correcta fe hebrea, para no desviarnos, también tenemos una vara, que es la Palabra de Yahwéh. Esa Palabra nos indica dónde “pisar” para no caer al abismo. Por medio de la oración y del estudio de esa Palabra podemos alcanzar sabiduría para tener la concentración necesaria para caminar rectamente.

Pero nos hace falta algo más que concentración, como al equilibrista. Y es que esa “vara”, que es la Palabra de Yahwéh, debe ser sostenida con la fe en Yahoshúa (Yeshúa) el Mesías. Dice el Salmo 23:

Aunque pase por el valle más tenebroso, ningún mal yo temo, pues tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. – Salm.23:4 (VIN)

“tu vara”: es el espíritu de santidad de Yahwéh, que nos muestra por dónde dar el paso correcto.

“tu cayado”: es el espíritu del Mesías, que se manifiesta a través del poder del espíritu de santidad, y es el que nos infunde aliento en todas las pruebas que pasemos.

O sea, lo que sería nuestra “vara de equilibrista” es ese complemento de obediencia a la Palabra de Yahwéh, con ayuda de su espíritu de santidad, junto a la fe en el Mesías Yahoshúa. Por ello está escrito:

¡Aquí se requiere la perseverancia de los santos, quienes guardan los mandamientos de Yahwéh y la fe de Yahoshúa! – Rev.(Ap.) 14:12 (VIN)

Esa “perseverancia” en caminar rectamente, sin desviarnos ni a derecha ni a izquiera de los mandamientos de Yahwéh, es la que debemos tener. Y con la fe de Yahoshúa que, además del significado de creer en él como nuestro Redentor que ha venido a salvarnos, significa que él nos muestra la manera de caminar por la “cuerda de la vida”, haciendo precisamente la Voluntad de Yahwéh. Porque no es necesariamente lo mismo obedecer lo que Yahwéh manda, que hacer con precisión la Voluntad de Yahwéh.

Y teniendo al Mesías como ejemplo, caminamos por la “cuerda” hacia adelante para llegar a nuestro objetivo. No podemos volver atrás, ni a las antiguas y erróneas creencia, ni a los pecados que teníamos cuando éramos ignorantes de los mandamientos, o desobedecíamos con necedad por erróneas enseñanzas, porque podemos caer al vacío. Debemos ir siempre hacia adelante, con la mente puesta en el respeto absoluto al Todopoderoso Yahwéh, para purificarnos, rectificarnos y vivir felices haciendo el bien.

En la vida podemos pasar por muchos “valles tenebrosos”, pero con nuestra “vara de equilibrista”, que es con la ayuda de Yahwéh y de Yahoshúa, que nos muestran cómo pisar correctamente, no temeremos, pase lo que pase.

Aunque en algunas pruebas parezca que se viene el fin del mundo, y el abismo nos atemorice, confiaremos en la ayuda de Yahwéh y en el fortalecimiento de nuestro Redentor Yahoshúa el Mesías. Todo lo podremos soportar en el Nombre de Yahwéh el Todopoderoso, para Quien no hay nada difícil de solucionar.

Y seguiremos caminando rectamente hasta el final, sabiendo que nos espera la “corona de vida” perpetua, como está escrito:

Feliz el hombre que persevera bajo la prueba; porque, cuando haya pasado la prueba, recibirá la corona de vida que Elohim ha prometido a los que lo aman. – Yaaq.(Stgo) 1:12 (VIN)

Porque para los que amamos al Todopoderoso Yahwéh, como Él espera, está escrito también:

Sabemos que Yahwéh hace que todas las cosas contribuyan al bien de los que lo aman, de los llamados conforme a su propósito. – Rom.8:28 (VIN)

Gavriel Manfredi

Colaborador y hermano en la fe de la Asamblea de Yahwéh Internacional.

Latest posts by Gavriel Manfredi (see all)

4 comentarios en “¿Es Usted un Equilibrista?

  1. Gracias por esta enseñanza bíblica, estoy contenta de recibir estos mensajes que para mi son de edificación ESPIRITUAL.
    Que YAHWEH LOS BENDIGA SIEMPRE.

    • Shalom hermana Hilda. Me alegro mucho que le sean de edificación estos mensajes. Amén! Toda la Gloria a Yahwéh!

  2. Esta vida mundana es así, si aprendemos el equilibrio; pasaremos a la verdadera con gozo! Exaltado sea Yahweh que nos tiene paciencia!

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x