Evangelio y Evangelista

PREGUNTA:

Hermano Yosef: En el Código Real, el autor argumenta que la palabra hebrea correcta para traducir el griego “evangelio” y “evangelista” debe ser masoret y no besoráh como se acostumbra entre nosotros. ¿qué me puede decir sobre esto?

RESPUESTA:

Hermano, leí la porción que me envió y es obvio que el largo discurso de ese autor sobre la palabra mazoret es simplemente un intento desmedido de ajustarse al judaísmo ortodoxo. Definir el evangelio como “una verja de proteccion a la Torah” es totalmente desajustado y extraviado; sólo refleja su anhelo de ser aceptado por los judíos ortodoxos. Toda esa larga exposición se derrumba ante la evidencia de una breve consulta al texto hebreo del Tanakh.

1) Nahum 1:15  “¡Vean sobre las montañas las huellas de un heraldo que anuncia buenas nuevas!” Toda esa frase en negritas es traducción de una sola palabra hebrea: mevasér. Es la palabra que se traduce como evangelista.  Mevaser viene de la palabra besoráh.  En la Septuaginta en este pasaje se traduce como  (euanguelidsoménu) = “evangelista”. Así que los judios de 200 años antes del Mesías conocían la palabra “evangelista” como traducción de mevaser, y mevaser viene de besoráh.

2) Salmo 68:11(12)  “YHWH da el mensaje; grande es la multitud de mujeres que llevan la buena nueva”. Toda la frase en negritas es traduccion de una sola palabra hebrea: mevaserot. Mevaserot viene de la palabra besorah. La Septuaginta tradujo aquí con la palabra griega ‚ (euanguelidsoménois), que significa “las que llevan la buena noticia”, o las evangelistas.

3)  2Reyes 7:9  “Entonces se dijeron unos a otros: “No estamos haciendo bien. Hoy es día de buenas nuevas, y nosotros estamos callados”. La frase en negrita es traducción del hebreo ” (yom besoráh). En la Septuaginta se traduce esa frase como ‚ (heméra euanguelías), “día del evangelio”, o “día de buena noticia”.

Lo mismo es en Isaías 52:7, donde mevaser se traduce “el que proclama buenas noticias”.

Así que las palabras griegas para “evangelio” y “evangelista” tienen como trasfondo en el Tanakh las palabras “besoráh” y “mevasér” respectivamente. Por lo tanto, los escritores y traductores del “Nuevo Testamento” tienen que haber usado esas palabras con trasfondo en el Tanakh, repletas de significado para cualquier judio estudioso del Tanakh, tanto en hebreo como en griego.

De manera que toda esa elucubración del autor del Código Real sobre mazoret no tiene absolutamente ninguna base en el Tanakh, solamente en su mente que trata de ajustar el evangelio a sus preconceptos modernos de los que es el judaísmo.

Yosef

Yosef Álvarez

Anciano fundador de la Asamblea de Yahweh Internacional, Escuela Hebraica y la revista digital Senda Antigua. Traductor y editor principal de la biblia Versión Israelita Nazarena.