Padre Mío

Por: Felisa Casahorran

Padre Mío

Cuanto más me afano en darme vueltas, mas rodeada me veo de tu luz y amor. No hay rincón de sombras en mi alma todo lo ilumina tu presencia todo lo aclara.

Antes, en el cieno del mundo me revolcaba como un bicho sin amor; mi herida sangraba y no había bálsamo, mis pies se deslizaban al abismo y no había quien retuviera mi loca pasión.

Hoy he oído la proclama, hoy he aprendido la lección, la voz de la esperanza ha despertado mi enfermo corazón.

Que tú nos tiendes la mano, que tú nos perdonas; solamente que pongamos en ti una mirada, solamente por desearlo, solamente por clamar a tu misericordia.

Ahora veo claro, muy claro, veo que estoy hundida en el pecado y que he de acercarme hasta ti; porque tú me ofreces la salvación.

Todo mi ser se arrodilla y el pecado que soy yo te pide perdón; cuando, las hermosas palabras, escuchaba que Yahwéh acoge al pecador.

En la oscuridad he querido acercarme, atientas he querido llegar hasta ti y apenas un paso había caminado, que tú en medio del camino me esperabas.

Allí estabas sereno con los brazos abiertos con amor en la mirada y una sonrisa en los labios.

¿será posible? ¿no me regañas? ¿no me dices nada, no me desprecias?

¡Oh! si lo hubiera sabido antes no hubiera sido tanta mi tardanza. Si lo hubiera sabido antes no habría tardado tanto.

Aquí estoy temblando delante de ti como un ser vencido a merced del vencedor. Nunca podré olvidarte porque pusiste en mí tu mirada de amor.

Lo que antes me gustaba ahora me parece bagatela, mis deseos humanos se funden como la cera bajo el fuego de tu amor.

Que me importan ahora las cosas, que me importa mi bienestar, que me importa mi propia vida, si tan solo vivo para amarte.

Los otros irán diciendo ha perdido el juicio y la razón; pero son ellos los que no te conocen y no saben nada de la conversión.

Si ellos supieran como tu todo lo transformas, como contigo todo resplandece, como todo se vuelve fácil y luminoso.

Como todo lo cautivas, como me has cautivado a mí, Yahwéh, todos quisieran acudir, y a porfía implorarte de rodillas de sus pecados en tu nombre, el perdón.

Amén       

Mujeres Ayin
Últimas entradas de Mujeres Ayin (ver todo)

1 comentario en “Padre Mío”

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x