¿Que es “Vino nuevo en odres viejos”?

Pregunta:

Matityahu 9:14-17 dice

Entonces los discípulos de Yojanán fueron a Yahoshúa y dijeron: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo, pero tus discípulos no ayunan? Yahoshúa les dijo: ¿Pueden estar de luto los que están de bodas mientras el novio está con ellos? Pero vendrán días cuando el novio les será quitado, y entonces ayunarán. Nadie pone un remiendo de tela nueva en un vestido viejo, porque el remiendo tira del vestido y la rotura se hace peor. Tampoco echan vino nuevo en odres viejos, porque los odres se rompen, el vino se derrama, y los odres se echan a perder. Más bien, echan vino nuevo en odres nuevos, y ambos se conservan.
(Mat 9:14-17 – VIN)

Mi pregunta es: ¿Cómo se relaciona la ilustración del remiendo de tela (y la del vino) con la explicación que le ofreció Yahoshúa sobre el ayuno a los discípulos de Yojanán?

Respuesta:

Lo que pasa es que la aplicación de esa máxima de Yahshúa va más allá del contexto inmediato de la pregunta sobre el ayuno. El marco contextual de este asunto comienza en el verso uno de ese capítulo. Nota lo siguiente:
1. En los versos 2 al 8 Yahshúa realiza el milagro de la sanación de un paralítico a la vez que le anuncia al paralítico que sus pecados se le perdonan; y algunos escribas dijeron: “Este blasfema”. (Esta actitud de los escribas es una tela vieja que no aguanta un remiendo nuevo y un odre viejo que no aguanta un vino nuevo).
2. En los versos 10 al 13 Yahshúa está comiendo junto con publicanos y pecadores, y vienen los fariseos y cuestionan a los discípulos por qué su Maestro come con publicanos y pecadores. (Esta actitud de los fariseos es una tela vieja que no aguanta un remiendo nuevo y un odre viejo que no aguanta un vino nuevo).
3. En los versos 14 y 15 vienen los discípulos de Yojanán y cuestionan a Yahshúa porque éste y sus discípulos no ayunaban como los discípulos de los fariseos y de Yojanán. (Esta actitud de los discípulos de Yojanán es una tela vieja que no aguanta un remiendo nuevo y un odre viejo que no aguanta un vino nuevo).

De manera que en todo este pasaje se echa de ver que cuando nuestro Maestro Yahshúa enuncia ese proverbio sobre el remiendo nuevo en tela vieja y el vino nuevo en odres viejos, está haciendo una enigmática alusión a los patrones viejos de pensamiento que tenían los judíos de su tiempo. Está hablando de un constructo mental (mindset) al que se aferra la gente y que les impide ver más allá de sus tradiciones y dogmas viejos y gastados. Está aludiendo a unas actitudes y estilos de pensamiento que no le permite a la gente entender y asimilar nuevos patrones de pensamiento y de conducta. Esto coloca a nuestro Gran Maestro Yahshúa como el más grande filósofo espiritual de su época en Israel. Nos enseña que si nos aferramos a viejos patrones de pensamiento (la tela vieja y el odre viejo) no podremos entender ni asimilar nuevos patrones de pensamiento correcto (el remiendo nuevo y el vino nuevo). Pero una mente renovada (la tela nueva y el odre nuevo) puede asimilar y entender y preservar nuevos patrones de pensamiento, nuevas ideas, nuevos entendimientos (el remiendo nuevo y el vino nuevo). Y él mismo, Yahshúa, y sus enseñanzas, son el remiendo nuevo y el vino nuevo. Pero sólo lo pueden aceptar y asimilar la tela nueva y el odre nuevo de una mente renovada y libre de prejuicios viejos.
Bendito sea nuestro Gran Maestro Yahshúa de Nazaret.

Yosef

Yosef Álvarez

Anciano fundador de la Asamblea de Yahweh Internacional, Escuela Hebraica y la revista digital Senda Antigua. Traductor y editor principal de la biblia Versión Israelita Nazarena.