¿Quién es tu prójimo más cercano?

Por: Esther Vargas García.

Amarás a tu prójimo como a ti mismo…

En Romanos encontramos lo siguiente: “no le queden debiendo nada a nadie, sino el amor mutuo; pues el que ama al prójimo a cumplido con la instrucción (Toráh/Ley). Porque lo de “no cometerás adulterio, no cometerás asesinato, no robarás, no codiciarás”, y cualquier otro mandamiento se resume en esta frase: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. El AMOR no le hace mal al prójimo; así que el amor es el cumplimiento de la ley/instrucción.[1]

El que ama su vida, corre el riesgo de amarla de tal manera, que deja de amar hacia fuera de si mismo, al Padre Eterno, a su hijo amado nuestro Salvador Yahoshúa, a las personas en general, a los animalitos, de hecho, llega a menospreciar la creación o sea todo su habitad, y desgraciadamente a su prójimo mas próximo, en este caso al esposo o esposa, ante poniendo su Yo.

Está escrito en: “El que ama su vida, la pierde; pero el que menosprecia su vida en este mundo la conserva para vida eterna”[2], y ese sigue a su maestro y mas aún al Padre Ha’Elohim.

Y está escrito: que, en esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Elohim; sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo en expiación por nuestros pecados.

CUESTION DE AMOR Y RESPETO:

“si alguien dice: “Yo amo a Elohim y odia a su hermano, es mentiroso. Porque el que no ama a su hermano a quien ha visto, no puede amar a Elohim a quien no ha visto, y tenemos este mandamiento de parte de Él: el que ama a Elohim ame también a su hermano.”[3]

Entiéndase, hermanos en fe, padre, madre, hijo/a, tíos, primos vecinos, amigos y sobre todo esposo o esposa, con quien somos una sola carne.[4].

El sheliaj Shaúl Pablo en su carta a Tito, recomienda y exhorta a las ancianas, a encaminar a las mujeres jóvenes: que amen a sus maridos y a sus hijos, a que sean prudentes (RESPETUOSAS) y castas, a que sean buenas amas de casa, a que estén sujetas a sus propios maridos, para que la Palabra de Elohim no se desacredite.[5]

“Así mismo quiero que los hombres oren en todo lugar, levantando manos piadosas, sin ira ni discusión. Así mismo las mujeres se atavíen con vestido decoroso, con modestia y prudencia; no con peinados ostentosos, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos; sino más bien con buenas obras, como conviene a las mujeres que profesan la piedad, la mujer aprenda en silencio, con toda sujeción; porque no permito que una mujer enseñe ni ejerza dominio sobre el hombre, sino que esté en silencio…”[6] esto aplica, hasta en el hogar, al hombre hay que RESPETAR.

“Cantemos y alabemos con acción de gracias, por todo al Elohim y Padre, en el nombre de nuestro Maestro Yahoshúa; sometiéndose unos a otros en el temor del Mashíaj. Las CASADAS estén sujetas RESPETEN a sus propios esposos como al Maestro, porque el esposo es cabeza de la esposa, así como el Mashíaj es cabeza de la asamblea, y él mismo es salvador de su cuerpo. Así que, como la congregación está sujeta al Mashíaj, de igual manera las esposas lo estén a sus esposos en todo.

Esposos, AMEN a sus esposas, así como también Mashíaj amó a la congregación y se entregó a sí mismo por ella, a fin de santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua con la palabra…  Nuevamente el enviado Shaúl Pablo, añade; De igual manera, los esposos deben amar a sus esposas como a sus propios cuerpos. El que AMA a su esposa, así mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propio cuerpo; más bien, lo sustenta y lo cuida, tal como el Mashíaj a la congregación, porque somos miembros de su cuerpo.”[7]

¿Qué hay problemas?, CLARO QUE SI!!!

Toda acción tiene una consecuencia: Como un amado Moreh, que ya no está, me enseño, comprendí y entendí, que son mas de 2000 años de nuestras malas decisiones. Entonces cuando no conocíamos de la Palabra de nuestro Elohim y Padre Yahweh, teníamos toda clase de malas decisiones; ¡Bendito sea El que nos dio a Yahoshúa nuestro Maestro y Salvador![8]

¿Podemos enmendar?, Claro que si!!

 “En esto ustedes se alegran, a pesar de que, por ahora, si es necesario, estén afligidos momentáneamente por diversas pruebas, para que la prueba de su fe, más preciosa que el oro que perece, aunque sea probado con fuego, se halle digna de alabanza, gloria y honra en la revelación de Yahoshúa el mesías. A él lo amamos sin haberlo visto, nos alegramos creyendo en él, y esa es nuestra fe, nuestra salvación personal”[9]

No arriesguemos nuestra salvación, haciéndonos más que nuestro prójimo. Recomiendo leer Yojanán/Jn.3:30-31

“De igual manera, ustedes ESPOSAS RESPETEN (estén sujetas) a sus esposos, para que, si algunos no obedecen a la palabra, también sean ganados sin una palabra por medio de la conducta de sus esposas, al observar su respetuosa y educada forma de vivir”[10]… con un espíritu tierno y tranquilo. Esto es de gran valor delante de Elohim. (EN ORACIÓN, Y TODO RESPETO, Mal.1:6).

Conclusión.

El hombre quiere, necesita y se le debe: RESPETO

La mujer ansía y necesita sentir: AMOR

Shalom y bendiciones, con todo respeto por los que mas saben, HalleluYAH!

Gracias, Rocío Cantú-Mora por el artículo “Yo Te Mostraré Mi Fe Por Mis Obras” del 03 de 06 2020.

Después de leer el libro AMOR Y RESPETO, DR. EGGERICHS. ENFOQUE A LA FAMILIA. Regalo de mi hija Esther Iturralde Vargas.


[1] Romanos 13:8-10

[2] Yojanán/Juan 12:25

[3] 1ª Yojanán/Juan.4:20

[4] Bereshít/Gn.2:24

[5] Tito 2:3-5.

[6] 1ª Tim.2:8-12

[7] Ef.5:22-30

[8] Yojanán/Jn.3:16

[9] 1ª Kefa/Pedro 1:6-9

[10] 1ª Kefa/Pedro 3:1

Mujeres Ayin
Últimas entradas de Mujeres Ayin (ver todo)

2 comentarios en «¿Quién es tu prójimo más cercano?»

  1. Muchas gracias por sus palabras, querida Esther. Cada acción trae su consecuencia, así es, y cuán importante es aprender de esto, buscando la sabiduría que el Mashiaj nos entrega con su vida, capitalizando las buenas y las malas consecuencias que nuestras acciones dan a luz, para que por medio de la ruaj nuestro amado Padre nos corrija como hijas que somos y nos ayude en la toma de nuestras decisiones futuras. Me quedo con esta frase: “No arriesguemos nuestra salvación haciéndonos más que nuestro prójimo”. Gracias!!!

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x