¿REBELDE, YO?

Por: Rocío Cantú-Mora

Hace un tiempo, cuando esperaba en el supermercado para pagar la despensa, escuchaba sin proponérmelo la plática entre dos hombres relativamente jóvenes:

  • “Tengo que llevar a mi esposa a casa de su mamá este fin de semana porque si no lo hago, ella se enoja y no me habla durante toda la semana”. – se quejaba el hombre. 

Entonces su amigo respondió:

  • “Bueno, hombre, pero si la llevas con esa actitud, como que vas a fuerza, creo que de todas maneras ella se enojará contigo. No seas rebelde, llévala de buena gana y ¡evítate problemas!”.

Creo que el amigo tenía mucha razón.  Cuando alguien tan importante en nuestra vida, como el cónyuge nos pide que hagamos algo por él, como acompañarlo a visitar a su familia, deberíamos buscar la manera de hacerlo con la mejor actitud posible porque, cuando hacemos algo a la fuerza, nuestra pareja lo nota enseguida, ¿no es así?  Si nos vemos forzados, la buena acción que realizamos se opaca de inmediato por la actitud negativa que denotamos.

¡Evítate Problemas!

Asimismo, el Padre Celestial sabe perfectamente cuando obedecemos un mandamiento “solo para cumplir” y no por amor a Él. En realidad, estamos cumpliendo con lo que la familia o los maestros de la asamblea esperan de nosotros, pero quedamos muy lejos de agradar el Padre Eterno Yahwéh.

La falta de comunión con el Todopoderoso a veces nos sitúa en una condición de obediencia mecánica y se pierde la bendición de buscar hacer la voluntad del Padre con el corazón manso y motivado por el amor a Él.  Estamos expuestos a esta situación sobre todo en la observancia de ciertos mandamientos repetitivos como el Shabat, o las fiestas porque, si no tenemos la motivación correcta y vamos enfriándonos en nuestra relación con Él, la monotonía afecta nuestra actitud. 

¿Existe una forma de mantener la llama encendida?  ¡Por supuesto! Tomemos el tiempo para pasarlo con el Creador y hablar con Él.  Reflexionemos día a día en Su Palabra para que le amemos de la manera en que le ama el Mesías Yahoshúa.  Así la obediencia será de corazón y no por obligación; porque Él conoce de antemano las intenciones verdaderas de nuestras acciones.  Dejemos que sea Él quien nos motive.

Recuerda: “Porque Elohim es el que produce en ustedes el querer como el hacer, para cumplir su buena voluntad”.[1]


[1] Filipenses 2:13 Versión Israelita Nazarena

Mujeres Ayin
Últimas entradas de Mujeres Ayin (ver todo)

2 comentarios en «¿REBELDE, YO?»

  1. Me gusto mucho y mas ver ke mis hermanas estén muy activas poniendo en alto el nombre de Yahwéh y de nuestro Mashiaj Yahoshua!!
    Gracias Yahwéh por alimentarme con todos mis hnos y hnas !!!
    HalleluYah

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x