“Seamos Cuidadosos”

Por: Esther Vargas García.

“Seamos Cuidadosos”: Este título me impacto en el momento que lo escuche de un audio, que alguien publicó en “los medios” …

Escribí, lo que logre recordar, porque cuando lo busque ya no lo encontré, añadí algunas ideas prácticas, que vinieron a mi mente, y lo que nos interesa más y que es nuestro consuelo: La Palabra de nuestro Padre y de su Hijo, nuestra confianza.

No puse el Nombre de quien publicó pues no lo encontré, pero gloria y honor a nuestro Padre que hay personas, preocupadas que intentan ayudar a otros.

Es tiempo de Cuidarnos

La realidad es esta que, en los próximos 2 años el COVID no se va a ir. Vino para quedarse, va a estar en el vecindario rondando por dos años, hasta que logremos que baje su fuerza y si es que Yahwéh Elohim así lo permite.

Muchas personas tienen miedo, y es natural ante la incertidumbre que genera estos datos para el futuro, miedo porque habrá escasez de dinero, aumento de las enfermedades, perdidas del trabajo y cambios en los comportamientos de vida tanto individual como social.

Aquí algunos consejos prácticos para tener en cuenta en estos tiempos de Covid y para el futuro que nos aguarda, mientras aguardamos con paciencia el regreso del Adón Yahoshúa.

Dinero

Así que puede pasar que el dinero, habrá mucho menos, por tanto, hay que ahórralo, el poco o regular que tengas, no lo mal gastes.

No gastes en nada que no necesites, no compres comidas rápidas por muy deleitosas que te las ofrezcan, no compres un coche ni una lancha, no compres en el mercado de valores, ni siquiera compres ropa de marcas, alhajas, o ese traje extra que no necesitas, porque no habrá ceremonias ni casamientos por un tiempo.

Trabajo

Es probable que muchos trabajos simplemente no volverán a ser los mismos de antes. Camareros, guías de turistas, hotelería, barberías, pequeñas tiendas de construcción, tiendas de regalos y confitería, verdulerías carnicerías, etc. etc., llevará por lo menos 2 años (tiempo estimado por las estadísticas) en recuperar la misma cantidad de trabajos.

Los trabajos tradicionales en las ciudades irán disminuyendo. Es necesario que revises tu perfil profesional y adáptalo a las nuevas circunstancias que marcarán el ámbito laboral.

Si tienes una empresa trata de contratar personas, con habilidades de internet, que sepan construir sitios web; ayuda a crear un embudo para las personas con habilidades en informática.

Y de ser posible, enséñales a otras a usar estos medios y herramientas, mientras tengamos esta opción de servicios cibernéticos, estas habilidades van a ser mucho más importantes en el futuro.

Con un 20% de desempleo en todos los países va a ser un largo camino, crea tu propio trabajo conéctate a internet mientras lo tengamos.

Sin embargo, no todos pueden capacitarse, por falta de una computadora o internet, esto llevará a la desigualdad de ingresos, que está a punto de crecer aún más; los ricos seguirán siendo ricos y los pobres serán más pobres, y la grieta aumentara aún más, por primera vez en décadas, millones de personas caerán en la pobreza sin poder evitarlo y al rico en poco le servirá su riqueza … te sugiero leer “El juicio a las naciones” en Mateo 25:31 al 46.

Educación

Así que, en este tiempo de encierro, inviértelo en educación, lee mucho, lee la Biblia; obtén una habilidad con la cual puedas lograr ingresos.

La clave es volvernos más calificados y preparados, así que aprovechemos el tiempo del confinamiento para ello.

Aquellos que estudian o querían estudiar con una vocación real, la Medicina, este es el momento de hacerlo. COVID 19 nos enseñó que el mundo necesita, médicos y enfermeros, personas ubicadas que muestren su carácter amable y considerado hacia los más vulnerables, con amor desinteresado y un espíritu de servicio a la comunidad.

Comunidad

Es tiempo de mostrar una mayor inclinación hacia lo social y al servicio comunitario, nos necesitamos todos.

Aprendamos a hacer intercambio de bienes y alimentos, compactemos la basura que generamos, cuidemos al personal que nos da este servicio y muchos otros.

Tratemos de ser empáticos con los que queden marcados por este suceso.

Familia

En casa, mujeres recordemos que tener una familia es un privilegio y un préstamo y que por nuestros frutos nos daremos a conocer.[1]

Todos estamos experimentando a tiempo completo, como se siente el hogar durante esta terrible pandemia, debemos estar pendientes y observando cómo se vive el estrés y la incertidumbre en esta etapa difícil, aprovechemos esta etapa para enseñarles a nuestros familiares, principalmente a nuestros niños que están observando, aprendiendo y reteniendo todo lo que están viendo.

Para que puedan desarrollar paciencia, amor, benignidad, templanza ante lo que “no se puede hacer” por ahora, el gozo de estar vivos, la alegría de la unidad con mansedumbre, el Shalom, fe en nuestros padres, como lo aconseja la Escritura.[2]

Recordemos que el Padre Yahwéh tiene el control de todo lo que pasa, “Él no duerme ni se adormece”[3], El guarda de su Pueblo Yisrael. Por amor a su nombre, ÉL guardará nuestras vidas de la ira venidera. Así que mostremos con nuestra confianza (fe), el respeto debido al Creador de todo lo existente.

También es necesario ir con oración y súplica ante el Creador con arrepentimiento y profunda tristeza, pidiendo perdón por cuanto hemos destrozado su creación sin ningún reparo. Ese es, y debería ser nuestro pensamiento.

Enseñemos a nuestros niños la moral y la ética junto con la resiliencia, esta capacidad que el Padre Yahwéh nos da, para superar las circunstancias traumáticas (la muerte de un ser querido o el “NO”, que implica el encierro, etc.)

Cuidando nuestros recursos

cuidemos lo que tengamos de alimentos, no desperdiciemos nada, y si puedes cultivar alguna verdura o fruta, ¡hazlo!

Aprende la preparación de alimentos de conserva, la conservación de alimentos.

Es importante limpiar y revisar el armario, recicla ropa y dona aquella que ya no les queda, así como es importante aprender a reciclar y reutilizar muebles y enseres viejos, esto ayuda para no hacer compras innecesarias.

Revisa periódicamente los medicamentos y productos de primeros auxilios que tengas en tu hogar, procura tener tus documentos en orden y al día.

En lo Personal

No le demos entrada al temor, seamos mujeres de oración.

El mundo no necesita Gucci, Dolche Gabbana o Adidas, no necesitamos estas influencias. Tampoco viajes, no son esenciales.

Tu eres esencial, llénate de paciencia, y una vez que finalice el aislamiento físico, que no terminará del todo, porque va a ser por dos años (según cálculos), pidamos al dueño de todo, al Padre Yahwéh, que pueda haber en cada una de nosotras un cambio positivo.

Corramos al único que nos puede cuidar, “me buscarán y me hallarán, si me buscan con todo su corazón”[4]; Al que nos hizo y que de tal manera nos ha amado que nos dio a su hijo unigénito para que todo aquel que crea en Él, no se pierda sino que tenga vida eterna.[5]

Piensa y reacciona

No más grandes reuniones, no más viajes grupales, no más oficinas llenas, no más aviones completos, ni viajes de placer o negocios, no más dinero circulando alrededor, este es el momento de pensar diferente, todo lo mencionado puede pasar.

Pero si tienes el favor de Yahwéh Elohim, todas las cosas ayudan para bien.[6]

Así que, si hay una cosa que necesitemos hacer, para vivir con el COVID 19, es tener compasión, cuidándote a ti misma, para poder cuidar a los tuyos y a tu vecindario, es muy probable, que la estén pasando mal.

Este no es el momento de gastar dinero, pero definitivamente es el momento de compartirlo y quizás así sea como logremos vencer juntos, esto que nos vino a mostrar, el COVID 19, quedarnos en casa seguros y ocupándonos en lo que conviene.

Hermana y lectora querida, no te estoy mostrando ninguna religión, solo algunos principios básicos para nuestro beneficio y buen vivir, escritos en La Palabra del Padre Eterno, en el libro conocido como La Biblia. Con él sabrás la verdad y esta te hará libre,[7] como enseñó el Maestro Yahoshúa.

Con todo respeto por los que más saben.

Nota: Nuestro agradecimiento a Yahwéh Avinu que nos guardó este día (23 de junio 2020), del sismo de 7.5 en CDMX, en el Nombre de nuestro Yahoshúa, amén.


[1] Mt.7:16.

[2] Gá.5:22

[3] Sal.121:4

[4] Jer.29:13

[5] Jn.3:16.

[6] Ro.8:28.

[7] Jn.6:32

Mujeres Ayin
Últimas entradas de Mujeres Ayin (ver todo)

2 comentarios en «“Seamos Cuidadosos”»

  1. totalmente de acuerdo! en especial con esta parte:

    “Si tienes una empresa trata de contratar personas, con habilidades de internet, que sepan construir sitios web; ayuda a crear un embudo para las personas con habilidades en informática.

    Y de ser posible, enséñales a otras a usar estos medios y herramientas, mientras tengamos esta opción de servicios cibernéticos, estas habilidades van a ser mucho más importantes en el futuro.”

    nunca había sido más fácil emprender que hoy mismo, pero solo lo experimentara la gente que este dispuesta a reinventarse y auto-educarse. Quienes ignoren esta transformación global no podrán disfrutar lo bueno que también está disponible para todo el que esté dispuesto a priorizar su tiempo y a adaptarse con gratitud por todo lo que si tenemos.

    muy buen articulo!

  2. Mi hna Esther me has dejado impresionada con tan hermoso mensaje … que el Padre Yahweh esté siempre en ti y con tu familia. Bendiciones !!! En amor por nuestro Mashiaj Yahoshua !!!

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x