Shavuot (Pentecostés): La Torah en Nuestros Corazones

Sin duda alguna, una de las celebraciones mas emocionantes dentro de las moedim (fiestas, convocaciones) de Yahweh es Shavuot (Pentecostés), por el gran significado que encierra esta celebración.

Veamos las instrucciones de Yahweh sobre la celebración de esta convocación:

“Y se han de contar desde el día siguiente al sábado, desde el día en que ofrecieron el ómer de la ofrenda mecida; siete sábados completos serán: Hasta el siguiente día del séptimo sábado contarán cincuenta días; entonces ofrecerán nueva ofrenda vegetal a Yahweh…Y convocarán en este mismo día; les será santa convocación: ninguna obra servil harán: estatuto perpetuo en todas sus habitaciones por sus edades.” Bamidbar/Levíticos 23:15-16,21 (RVR20111)

(Para referencia adicional vea también Devarim/Deuteronomio 16:9-10)

La palabra Shavuot significa literalmente semanas; es el plural de la palabra shavua en Hebreo, la cual significa semana. Por lo tanto, una traducción literal del nombre de esta convocación sería Fiesta de las Semanas, ya que su celebración depende, como vimos en los versos anteriores, del conteo de siete semanas. Claro, no quiere decir que el nombre Pentecostés esté incorrecto. Pentecostés hace alusión a 50 días, lo cual es el equivalente a siete semanas mas un día.

Al período de los 50 días, o siete semanas, que preceden la celebración de Shavuot se le llama la cuenta del ómer. Esta cuenta se lleva desde la puesta del sol del sábado (Shabat o día de reposo) semanal que sigue inmediatamente a la Pésaj (Pascua) hasta culminar en el día de la celebración, el cual será el día #50.

¿Por qué contar cincuenta días? Es importante recordar que todas las convocaciones o fiestas en las Escrituras son de naturaleza agrícola. Durante la celebración anterior, en la Fiesta de las Primicias, el pueblo presentó como ofrenda ante Yahweh la primicia o primer fruto de la cebada. Ahora, cincuenta días después, les tocaba presentar a Yahweh una ofrenda de los primeros frutos del trigo.

Es importante notar que la cuenta del ómer (los 50 días luego del Shabat semanal que le sigue a la Pésaj) es parte de mandamiento de celebrar esta fiesta. De hecho, es imposible celebrar Shavuot en el día correcto si primero no hemos celebrado la Pésaj, pues no tendríamos referencia alguna para iniciar el conteo de los 50 días. Si nos fijamos bien, Shavuot es la única fiesta o convocación que no tiene una fecha de celebración exacta o específica, a diferencia de otras convocaciones (por ejemplo, el Pésaj siempre se celebra el 14 de Aviv en el calendario hebreo). Esto confirma que la intención de nuestro Creador cuando estableció la celebración era que se llevara la cuenta de los 50 días, de modo que supiéramos el día correcto de su celebración.

Los sucesos más importantes e impactantes narrados en las Escrituras siempre han sucedido dentro del contexto de alguna de las fiestas de Yahweh. En este caso, hay un suceso muy importante que ocurrió para la celebración de Shavuot: el descenso de la ruaj haqódesh2 (espíritu de santidad).

El descenso de la rúaj haqódesh (espíritu de santidad)

La Escritura registra en Hechos 2:1 que el pueblo celebraba la fiesta de Shavuot cuando descendió el rúaj haqódesh sobre ellos. De hecho, hay mucha similitud entre lo que sucedió ese día y lo que sucedió el día en que los 10 Mandamientos fueron entregados:

“Todo el pueblo consideraba las voces, y las llamas, y el sonido de la corneta, y el monte que humeaba: y viéndolo el pueblo, temblaron, y se pusieron de lejos. ” Shemot/Éxodo 20:18 (RVR2011)

“Y de repente vino un estruendo del cielo como de un viento recio que corría, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; Y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, que se asentó sobre cada uno de ellos….Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confundidos, porque cada uno los oía hablar su propia lengua.” Hechos 2:2-3,6 (RVR2011)

Notemos que hay varios elementos similares presentes entre ambos sucesos: llamas (fuego), gran estruendo, voces, y gran temor sobre el pueblo. ¡No era cualquier cosa lo que estaba sucediendo allí!

Debemos entender que este suceso no ocurrió por pura casualidad, ni tampoco por puro capricho del Eterno, pues los profetas Joel y Jeremías lo habían anunciado ya muchos años antes:

“Y será que después de esto, derramaré mi espíritu sobre toda carne, y profetizarán sus hijos y sus hijas; sus viejos soñarán sueños, y sus jóvenes verán visiones.” Yoel/Joel 2:28 (RVR2011)

“Mas éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Yahweh: Daré mi ley en sus entrañas, y la escribiré en sus corazones; y seré yo a ellos por Poderoso, y ellos me serán por pueblo.” Yirmeyah/Jeremías 31:33 (RVR2011)

De modo que el derramamiento del rúaj haqódesh no fue un suceso sorpresivo ni carente de significado; tuvo un propósito particular, y fue el escribir la Torah (instrucciones o enseñanzas, comúnmente traducido como “ley”) en nuestros corazones. Lo que en un tiempo estuvo escrito en tablas de piedra (Shemot/Éxodo 24:12), ahora está en nuestros corazones, y escrito con el poder de la rúaj haqódesh, el cual nos otorga el poder para vivir de acuerdo a esas instrucciones o enseñanzas de Yahweh.

¡Qué hermoso el saber que Yahweh no nos dejó sin apoyo, sino que nos ha dado su rúaj para ayudarnos a vivir de acuerdo a su Palabra!


2Entendemos que la rúaj haqódesh no es una persona (como postula la doctrina de la Trinidad), sino un atributo de Yahweh. Por lo tanto, al no ser un nombre propio de una persona, no se escribe con letra mayúscula.

Ángel Candelaria

Anciano y coordinador técnico en el área de informática de AYIN. Autor del libro ¿Fiestas Judías... o Fiestas de Yahweh? Profesor de música, guitarrista y director musical de AvdeYah.

2 comentarios en “Shavuot (Pentecostés): La Torah en Nuestros Corazones

  1. Gracias por el artículo, aporta información muy precisa.
    Sólo un detalle, en la cita de Levítico, dice “Bamidbar” debiendo ser Vaykrá.
    Que el Eterno continúe bendiciendo éste ministerio.

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x