Sheminí Atséret: Un Día Mas en su Presencia

El Octavo Día de Asamblea, también conocido como Sheminí Atséret (literalmente, octavo de asamblea, en alusión al octavo día), se celebra—como bien indica su nombre—ocho días después del inicio de Sukkot. En otras palabras, Sheminí Atséret se celebra el vigésimo segundo (#22) día del séptimo mes del calendario hebreo-bíblico. (Levítico 23:39, Números 29:35)

Sheminí Atséret, aunque está indirectamente conectada a Sukkot, es una celebración aparte en sí. El nombre de esta celebración—Octavo Día de Asamblea—la conecta con Sukkot en cuanto a su cronología en referencia a los siete días de Sukkot. En ese sentido, es como si fuera un día adicional en la celebración de la Fiesta de las Cabañas. Sin embargo, Sheminí Atséret tiene un significado propio que, aunque está relacionado con Sukkot, la separa como una celebración aparte.

En realidad la Torah no ofrece muchos detalles sobre esta celebración—al menos en comparación con otras fiestas, de las cuales tenemos instrucciones mas detalladas y eventos que nos ayudan a entender su significado. A primera vista parece ser un misterio inconcluso. Probablemente esta es la razón por la cual la tradición judía ha asociado la celebración de Sheminí Atséret con la ceremonia de Simjat Torah (literalmente, regocijo de la Torah o regocijo con la Torah), en la cual se celebra la conclusión del ciclo anual de estudio de la Torah que se ha adoptado en la mayoría de los grupos judíos y mesiánicos, y el inicio de un nuevo ciclo. Pero el Simjat Torah es en realidad un producto de la tradición añadido posteriormente, y la Escritura no contiene alusiones a esta ceremonia.

No obstante, aquellos que hemos recibido a Yeshúa como el mesías tenemos algunos datos que nuestros hermanos judíos no tienen, lo cuales nos ayudan a comprender mejor el significado de esta celebración.

El Mesías en Sheminí Atséret

Si la Fiesta de las Cabañas es símbolo del Reino Milenario del Mesías en la Tierra, entonces Sheminí Atséret es un anuncio del reino eterno del Padre, el cual será establecido luego del reino del Mesías. Consideremos el siguiente pasaje de la Escritura:

Luego el fin; cuando entregará el reino al Poderoso y Padre, cuando habrá quitado todo imperio, y toda potencia y autoridad. Porque es necesario que él reine, hasta poner a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será deshecho, será la muerte. Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice: Todas las cosas son sujetadas a él, claro está exceptuado aquel que sujetó a él todas las cosas. Mas luego que todas las cosas le fueren sujetas, entonces también el mismo Hijo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que el Poderoso sea todas las cosas para todos.” 1 Corintios 15:24-28 (RVR2011)

De acuerdo al pasaje citado previamente, una de las funciones del Reino Milenario del Mesías es sujetar todas las autoridades—todas las naciones—bajo su sistema de gobierno. Habrá naciones que se sujeten voluntariamente, pero también habrá naciones que se opongan. Estas naciones que se opongan a la postre tendrán que sujetarse “bajo sus pies”, o enfrentar la muerte. Sin embargo, luego que el Mesías termine esta labor, él mismo se sujetará al Padre, de modo que el reino eterno de Yahweh sea establecido sobre toda la Tierra (Zacarías 14:9).

El Octavo Día en la Escritura

Por lo general, el octavo día en la Escritura es símbolo de una labor completada o un proceso de preparación que termina. Veamos algunos ejemplos:

  • La Tierra fue creada en 6 días, y en el día #7 el Creador reposó (Génesis 2:2). Note que el día #7 es parte de este ciclo y no se obvió.

  • Las víctimas para sacrificio a Yahweh no podían ser ofrecidas antes de los ocho días. La Escritura establece que debían estar al menos siete días con su madre, y luego desde el octavo día en adelante se podían ofrecer en sacrificio (Éxodo 22:30, Levítico 22:27).

  • La Fiesta de Matsot dura siete días, en los cuales no se debe consumir productos leudados (Éxodo 12:19).

  • Los sacerdotes eran consagrados por siete días antes de iniciar su servicio (Éxodo 29:35, Levítico 8:33).

  • Los altares eran purificados por siete días (Éxodo 29:37).

  • En general, toda criatura, propiedad o utensilio que por alguna razón quedaba en impureza ritual debía entrar en un proceso de purificación que duraba siete días. Al octavo día era considerado puro nuevamente (para diversos ejemplos, vea Levítico 12-15, Números 19).

  • La circuncisión era realizada al octavo día del nacimiento del varón (Génesis 17:12, Levítico 12:3).

En este sentido, podemos ver a Sheminí Atséret como símbolo de la finalización de un proceso de purificación o preparación luego del Reino Milenario. Es decir, de la misma forma que los procesos de preparación o purificación duraban siete días, y al octavo los mismos se completaban, el Reino Milenario del Mesías (simbolizado por los siete días de la Fiesta de las Cabañas) puede ser visto como un proceso de transición o purificación en la Tierra liderado por Yeshúa, el cual culmina en el reino eterno de Yahweh (simbolizado por Sheminí Atséret—el octavo día).

Un Día Mas

Cuando alguien me pregunta sobre el significado de Sheminí Atseret, no puedo evitar pensar en una sencilla frase de tres palabras: Un Día Mas. Es una frase que mi esposa y yo escuchamos del pastor Carlos Menéndez (Jizkiyahu) de Asamblea de Yahweh en Uruguay hace varios años, precisamente en la exposición de un tema sobre Sheminí Atséret.

Al decir “un día mas” no estamos diciendo que esta celebración es un día adicional como cualquiera. En realidad es todo lo contrario.

Justo antes de Sheminí Atseret se celebra la Fiesta de las Cabañas, la cual dura 7 días. Es una fiesta muy alegre; tan alegre que en ocasiones uno no quisiera que terminara (¡al menos yo quisiera que continuara!). Lamentablemente debe llegar a su fin.

Sin embargo, me gusta pensar en Sheminí Atseret como un llamado especial del Padre a continuar celebrando. Es como si el Padre nos dijera: “No te vayas aún; quédate un día mas celebrando conmigo”.

Meditando en estas palabras y en el mensaje que ofreció el pastor Jizkiyahu en aquella ocasión, mi esposa escribió el siguiente cántico titulado Un Día Mas, el cual es parte de nuestra producción musical Yeshúa es Rey. El mismo resume muy bien la idea que quiero transmitir en este breve estudio. Le invito a escucharlo:

Para concluir, quisiera dejarle con el siguiente pensamiento: Cada día de vida que Yahweh nos regala es un Sheminí Atséret. Cada día es un nuevo inicio; un nuevo comienzo de un proceso para nosotros, y tenemos razón para estar mas que agradecidos.

Por ende, cada día es motivo de celebración; no tenemos que esperar al próximo Sheminí Atséret para celebrar esta fiesta. Basta con cada día vivir en obediencia ante su presencia para que cada día de nuestra vida sea Un Día Mas.

¡Qué cada día de nuestras vidas sea una celebración por permanecer un día mas en la presencia de Yahweh!

Ángel Candelaria

Anciano y coordinador técnico en el área de informática de AYIN. Autor del libro ¿Fiestas Judías... o Fiestas de Yahweh? Profesor de música, guitarrista y director musical de AvdeYah.

4 comentarios en “Sheminí Atséret: Un Día Mas en su Presencia

Los comentarios están cerrados.