Sin Prisa, Cesación: Dejar De Hacer, Para Hacer.

Por: Esther Vargas García

Que sea Nuestra oración por todos aquellos que efectivamente lo están pasando mal, y no de ahorita por este motivo de COVID, sino ya hace mucho tiempo, por infinidad de motivos… La misericordia y shalom, de nuestro Poderoso Único Elohim Yahweh sea con todo su pueblo Yisrael, con los mansos y con las naciones de la tierra, en el Nombre sobre todo nombre, que le dio a su Hijo Yahoshua el ungido, amén

Hablemos del hoy por hoy, ya que desgraciadamente están los que, si no salen a trabajar “no comen”. Me enfocaré en los que aparentemente, no tenemos carencias, materiales, personales, ni de “conciencia”.

Hoy no hay prisa, para levantarse, no hay apuro para bañarse ni arreglarse, vestirse si, pero cualquier ropa o la pijama está bien.

Bañarse y arreglarse ¿cómo para qué? Vestirse, cualquier cosa de la cintura para arriba, es lo que se ve en las pantallas, así que con tiempo.

Tomar café solo si mi cuerpo ya se acostumbró, pero de la misma manera se tendría que desacostumbrar, no hay prisa para desayunar, pues aquí estaremos.

Café, té, refresco da lo mismo, puede ser todo, tengo tiempo. Desayuno, lo que quieras, comida lo que encuentres, no hay prisa, platicar, ¿como para que?

No hay prisa para la escuela, todos aquí están, comeremos lo que sea, platicar en unidad que prisa tiene, todos tenemos celulares, al fin no hay prisa.

Las tareas escolares, tenemos tiempo de sobra. Los quehaceres del hogar, lo que sobra es tiempo.

¡Todos estamos en la misma situación, y lo que hay es tiempo!!!

Es una situación difícil. Los que estudiamos y amamos la Biblia, Palabra de Elohim, no nos podemos dar el lujo de pensar como arriba he descrito.

En las Sagradas Escrituras, muchas veces se encuentra la palabra tiempo, por ejemplo, en Bereshít/Génesis; el tiempo se nombra alrededor de 13 veces, en Shemot/Éxodo; 9 veces, Wayiqrá/Levítico; 15 veces, Bemidbar/Números; 12 veces y en Devarim/Deuteronomio; 17 veces.

El Tiempo nos muestra la sucesión de estados por los que pasa la materia, o bien el período determinado durante el que se realiza una acción o se desarrolla un acontecimiento.

Similares: duración, época, periodo, estación, era, temporada, edad, oportunidad, coyuntura, ocasión, sazón, plazo, movimiento.

Estoy impresionada de cuantas palabras nos pueden hablar del tiempo. El concepto de tiempo es muy amplio y abarca desde el concepto físico hasta el filosófico, es impactante, yo no sabía todo esto, nunca me había detenido a pensar en esto, hasta que pensé, en que antes “casi no quedaba tiempo para nada…”

El tiempo en la Toráh

Bereshít del cap.1 al 3 el Creador de todo lo existente, ocupó bien el tiempo, y trabajó en su creación la cual “vio que era buena en gran manera” incluida nuestra salvación.

Así mismo, nos dio un día para reposar, cesar de hacer; un día apartado para nosotros estar en comunión con El.

Yahweh fundó la tierra con sabiduría; estableció el cielo con entendimiento; por su conocimiento reventaron los abismos y el cielo destiló rocío.

Y el trascurrir del relato de Bereshit encontramos diversos pasajes donde nos habla del tiempo de la vida, la gestación, el nacimiento y la muerte.

El tiempo del trabajo y la labranza como del tiempo para descansar, el tiempo para emprender el viaje y el tiempo para establecerse y hacer familia.

En Shemot/Éxodo el tiempo de la esclavitud y el tiempo de clamar y suplicar por la liberación; el tiempo de liberar y el tiempo de salir y emigrar.

Este libro nos habla del tiempo de creer, confiar y esperar con fe y el tiempo de ver milagros.

Que importante tener en cuenta el tiempo, aquí encontramos el relato del Pésaj y como fue para Yahweh una noche de vigilia para sacarnos de la tierra de Mitsráyim; esa misma es la noche de Yahweh, y noche de vigilia para todos los hijos de Yisrael por nuestras generaciones.

Aquí nos da preciosas instrucciones para Pésaj, el paso por el mar de los Juncos, de Mosheh y los yisraelitas.

“Cantaré a Yahweh, porque ha triunfado gloriosamente; caballo y jinete ha arrojado al mar, Yah es mi fuerza…”

 Adentrados en el desierto, recibieron el maná; desde el principio y de aquí en adelante, fueron tiempos de edificación del pueblo, enseñanza y regulación de la conducta moral, leyes y estatutos, decretos para el gobierno y para su buen vivir cotidiano.

¿Será que el tiempo y lo que hagamos con el, es importante para Elohim?

En el libro de Wayiqrá/Levítico se encuentra el tiempo para sanar una llaga, por ejemplo; y otros tiempos como de purificaciones, leyes para animales puros e impuros, leyes sanitarias, para personas y viviendas.

Leyes de santidad y justicia, culturales y de familia. todas en su tiempo.

También sus tiempos preciosos, de los que nos hace participes, dándonos citas que nos muestran su inmenso amor y plan de redención, citas en Tiempo y Espacio. Wayiqrá 23

En el libro de Bemidbar/Números leemos: “Pero si ustedes no echan a los habitantes de la tierra de delante de ustedes, entonces aquellos que ustedes permitan permanecer se convertirán como en espinas para sus ojos y aguijones en sus costados.”[1]

Algunos estudiosos le llaman a este libro “el libro de las murmuraciones”, te invito querida hna. a que leas el libro y encuentres estas murmuraciones, que nos enseñan muchísimo, sobre nuestro carácter.

También nos muestra indicaciones, que da Yahweh Avinu, para que sus instrucciones se hicieran en el tiempo correcto.

En este libro se dan dos censos, en sus tiempos asignados: El primero en el desierto del Sinay en el año segundo después del éxodo. Luego el itinerario de Sinay/Orev al Yardén. El segundo censo ante el Yardén en el año 40 en el campamento en Shitim.[2] Todo en su orden y tiempo.

Y finalmente, Devarim/Deuteronomio. Este libro confirma toda la instrucción de Yahweh Avinu y la amplía, aclarándola aún más.[3]

El tiempo en los Escritos Nazarenos o Buena Noticia.

Se habla de los tiempos, que dieron lugar a hechos, históricos relevantes y sumamente importantes para el pueblo de Yahweh Elohim.

Así como la 1ª venida de nuestro salvador, el Hijo de Yahweh, dándonos libertad y la correcta interpretación de la bendita Palabra de Elohim en sí mismo y también su gloriosa 2ª venida en poder y majestad, ¡que esperamos con gran deseo!!!

He tratado humildemente de dar un énfasis importante al tiempo, porque en mi entender, el tiempo para el creyente es o debería ser de mucha importancia…

“Pero en cuanto al día y la hora nadie sabe; ni siquiera los mensajeros del cielo, ni aún el Hijo; sino sólo el Padre. Porque como en los días de Nóaj así será la venida del Hijo del Hombre. Pues como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio hasta el día en que Nóaj entró en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. En ese entonces estarán dos en el campo; a uno se lo llevarán, y al otro lo dejarán. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; a una se la llevarán, y a la otra la dejarán.[4]

Tal vez sería mejor volver a tener prisa, en vez de perder el tiempo, dejando para mañana lo que puedes hacer hoy, ¿no crees?

Porque en cierto lugar ha dicho así del séptimo día: “y reposo Elohim en el séptimo día de todas sus obras.” Y otra vez dice aquí: “No entrarán en mi reposo” puesto que falta que algunos entren en el reposo, ya que aquéllos a quienes primero se les anunció no entraron a causa de la desobediencia, el a determinado otra vez un cierto día, diciendo por medio de Dawid, después de mucho tiempo, lo que se ha citado ya: “Si oyen hoy su voz, no endurezcan sus corazones”. Porque si Yahoshua/Josue les hubiera dado el reposo, no se hablaría después de otro día. Por tanto, queda todavía el reposo del Shabat, para el pueblo de Elohim. El que ha entrado en su reposo, también a reposado de sus obras, así como Elohim de las suyas.[5]

Aprovechando bien el tiempo

Hermana/o si bien hoy no tenemos prisa, ocupemos nuestro tiempo, en cuidar lo que ahora tenemos, que es la Palabra de nuestro Padre Yahweh.

Privilegio que no todos tienen, darle su justo valor al tiempo, cuidando nuestro entorno y familiares, como si hoy mismo estuviéramos en “normalidad”.

Yahweh Avinu, quiere dirigirnos y desea nuestro bienestar, Él nos enseña suavemente, con todo su amor, para irnos transformando en mente y actitud.

Dejemos la prisa y también la pereza, que Él conoce nuestras capacidades, estudiemos su Palabra y Él nos hablará.

Seamos tranquilos, esforcémonos en lo que edifica, observando, preparando, y expectantes, en todo momento y en los tiempos designados de Yahweh que son Miqra Qódesh, tiempos de ensayo sagrados, como también lo es el 7º día, Shabat.

Shalom y bendiciones.


[1] Bemidbar/Números 34:55

[2] Bemidbar/Números cap. 26.

[3] Devarim/Deuteronomio 17:18

[4] Mt. 24:36-41

[5] Heb.4:4-10

Mujeres Ayin
Últimas entradas de Mujeres Ayin (ver todo)