Sobre el Nombre Sagrado

Pregunta:

¡Shabat Shalom hermano José! Supongo que recibiste el “Karaite Korner Newsletter #489” de Nehemia Gordon. ¿Viste los vídeos de su entrevista? Él afirma que el nombre verdadero (y correcto) es “Yehovah”. Lo cual está explicado en un libro escrito por Keith Johnson (colaborador de Nehemia). Me gustaría saber tu opinión al respecto. Para mí las pruebas indican claramente que el nombre verdadero de Elohim es “Yahweh”. Yah te bendiga y proteja siempre,

Respuesta:

Shalom, hermano. No había visto esa entrevista pero había leído la explicación de Gordon sobre eso. Con toda su erudición, creo que Gordon está equivocado porque él parte de la premisa de que las vocales insertadas en el Texto Masorético por los masoretas son las correctas. Pero no toma en cuenta lo siguiente:
1) No toma en cuenta el testimonio de los escritores griegos del siglo 2, como Teodoreto, Clemente y otros (antes del Masorético), que dice que los judíos pronunciaban el Nombre “iaué” y “iabé” (escrito así con letras griegas por los autores).
2) Ni toma en cuenta que la forma poética abreviada del Nombre es siempre Yah en las Escrituras Hebreas.
3) Ni toma en cuenta que siempre que el Nombre está al final de un nombre teofórico los masoretas lo vocalizaron Yah, nunca Yeh. Solamente cuando está al principio de un nombre teofórico los masoretas lo vocalizaron Yeh pero es claro que eso fue como un subterfugio gramatical para ocultar la verdadera pronunciación.
4) No toma en cuenta, además, que en los textos arameos, los nombres hebreos como Yehoshúa y Yehosafat se vocalizan Yahoshúa y Yahosafat, testimonio de una pronunciación más antigua que la masorética.
5) No toma en cuenta, además, que si se toman las vocales masoréticas como las verdaderas, entonces tendríamos tres formas del Nombre; Muchas veces los masoretas lo vocalizaron Yehwah, algunas veces Yehovah, y algunas veces Yehowih (ésto cuando está junto a la palabra Adonay) claramente para que se pronuncie Elohim.
6) No toma en cuenta que los masoretas no anotaron en sus márgenes varias excepciones a sus notas críticas que explican divergencias entre el texto consonántico y la vocalización masorética. como por ejemplo: 1) a veces el Texto dice en ciertos lugares HU y ellos lo vocalizaron para que se lea HI; 2) el Texto dice Yerushalem y ellos lo vocalizaron para que se lea Yerushaláim; 3) y la más importante: el Texto dice YHWH y ellos lo vocalizaron para que se lea Adonday (y a veces Elohim, cuando va junto con la palabra Adonay). Estos son ejemplos de lo que se llama en crítica textual un qere perpetua, o sea un qere que debe leerse siempre así pero que no se indica en las anotaciones marginales masoréticas. Interesantemente, el Tetragrámaton está incluido entre los casos de qere perpetua. (Véase el apéndice correspondiente en la Biblia VIN; y la introducción a su Tanakh del erudito Dr. Kohlemberger).
7) Y finalmente, no toma en cuenta que los antiguos sabios karaítas, como Alfandari, que fueron pioneros del karaísmo, lo pronunciaban Yahweh, y algunos Yihweh, pero nunca Yehovah. Esa forma que usa Gordon parece ser una concesión suya para armonizar con sus amigos cristianos, que ya son muchos; aunque por otro lado se ha ganado el odio de sus adversarios judios ortodoxos, que ya son muchos también.

Yosef Álvarez

Anciano fundador de la Asamblea de Yahweh Internacional, Escuela Hebraica y la revista digital Senda Antigua. Traductor y editor principal de la biblia Versión Israelita Nazarena.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x