“TESHUVÁH: Volver Al Camino Verdadero, Volver A Yahwéh”

Por: José Luis González

Hoy quiero compartirles unas palabras, me gustaría que por amor a nuestros hermanos más nuevos y dado las fechas que se aproximan, hablar un poco sobre la teshuváh.

La palabra Teshuváh viene del hebreo, según el diccionario Strong viene de la raíz verbal “Shuv” que significa “Volverse, Retornar“.

La palabra Teshuváh indica regreso, el regreso del hombre que se ha apartado de la Toráh y su nueva conexión con Elohim.

La Teshuváh nos habla de que el pecador vuelve a su situación de antes de la transgresión, o sea que vuelve a ser tan amado por Yahwéh Elohim como antes del error”.

Para conseguirlo debemos ir hacia nuestro Creador tal cual somos, en la situación en la que estamos… y arrojarnos en sus brazos, pidiéndole con fuerza: ¡Queremos volver a Ti, Abba! ¡Por favor, ayúdanos a lograrlo!    

Pero hay una fuerza que nos impide dar el primer paso, en camino a la Teshuváh. El Yetser hará, la inclinación al mal, que conoce nuestras debilidades, que sabe dónde atacar y hacia allí se dirige una y otra vez.

Cuando “hacemos teshuváh”, examinamos nuestra forma de ser, identificamos en qué áreas estamos mal y “retornamos” a nuestro estado previo de pureza espiritual.

En este proceso “retornamos” también hacia nuestra conexión con Elohim.

La Teshuváh, entonces, tiene dos componentes: Amargo remordimiento por el pasado, y una gozosa resolución para el futuro.

Bien, vamos a leer en las Sagradas Escrituras algunos de los versículos donde Yahwéh Elohim pide al pueblo que regrese al camino.

Dígales que Yahwéh dice esto: “Vuelvan” a mí, dice Yahwéh y Yo regresaré a ustedes.[1]

Diciendo: Cada uno de ustedes, vuélvase de sus caminos malvados, de sus prácticas malvadas.[2]

Dar La Vuelta Y Empezar De Nuevo

Ahora ya sabemos que al hacer Teshuváh debemos regresar a Yahwéh, pero dejando el pecado y la maldad que antes moraba en nosotros.

La Teshuváh es un evento extraordinario, ¿Cómo puede uno simplemente borrar el pasado y volver a nacer de nuevo?

Es necesaria una transformación de la persona y de sus hábitos.

El resultado de la teshuváh es que Elohim crea un hombre nuevo.

¿Recuerdan queridos hermanos la conversación del maestro Yahoshúa y el erudito que lo visitó de noche, llamado Nicodemo referente a nacer de nuevo? Les recomiendo lean atentamente este encuentro en Yojanán 3.

Por esto queridos hermanos este proceso de RETORNO involucra los 4 pasos siguientes:

Paso 1: Arrepentimiento: Este primer paso de teshuváh es, de hecho, el más crucial. – Ya que, a menos que una persona se sienta arrepentida, posiblemente continuará con sus formas erradas.

Paso 2. Finalizar: ¿Qué significa “abandonar el pecado”? Que el pecador decida no cometer ese pecado nuevamente y que elimine totalmente el pecado de sus pensamientos.

Paso 3: Confesión y pedir perdón: El infractor tiene que confesar delante de Elohim pronunciando con su boca los errores que cometió, para mentalizarse de la gravedad de sus acciones.

Por lo general, es muy difícil para la gente admitir que han hecho algo mal y más aún pedir perdón. 

Paso 4 Resolución: Por último, hay que tener un compromiso personal para que el error no vuelva a producirse.

Hermanos, debemos orar a Yahwéh para que nos ayude a ser más fuertes y a observar la mitsváh en particular con la que estamos teniendo problemas.

Ejemplos de Teshuváh

Analicemos brevemente a la luz de las Escrituras Sagradas la vida de algunos de los personajes para aplicarlas a nuestras vidas.

Jonás el profeta que no quería ir a llevar a Nínive el mandato de Yahwéh por si acaso se arrepentían y entonces Elohim que es infinitamente misericordioso los perdonaría y no los castigaría por lo que al no cumplirse la profecía podrían decir que era un falso profeta.

Ha’Elohim vio lo que hicieron, cómo se volvían de sus malos caminos. Y ha’Elohim renunció al castigo que había planeado traer sobre ellos, y no lo llevó a cabo.[3]

Nuestro segundo relato nos muestra una joven decidida a seguir en pos de su suegra Noemí y de sus convicciones.

Ella le dijo: “Mira, tu cuñada ha regresado a su pueblo y a sus deidades. Vuélvete tú tras ella”.[4]

Ruth al quedar viuda podía perfectamente retornar a casa de sus padres y llevar su vida antigua con sus costumbres paganas y sus dioses, pero ella decidió permanecer al lado de su suegra, abrazando así al Elohim de Yisrael.

Por ultimo examinaremos el caso de un hombre que le pide a su padre su herencia para ir a recorrer mundo y derrocha el dinero en cosas vanas hasta que lo pierde todo, y se ve obligado a trabajar en un trabajo humillante, con el que aprenderá a apreciar todo lo que tenía y es entonces cuando decide regresar a casa junto a su padre. Este relato se encuentra en Lucas 15 versículo 11 en adelante.

Me levantaré, regresaré a mi padre y le diré: “Padre, he pecado contra el cielo y ante ti”.[5]

Volviendo a Casa

Hermanos, la Teshuváh nos habla que la señal que Yahwéh Elohim ha puesto está en “un clavo”, el cual nos habla del Mashíaj y de su sacrificio en el madero, y es a través de ese sacrificio que podemos volver a la Casa del Padre y vivir bajo Su dirección mediante la rúaj haqódesh.

Entonces una verdadera Teshuváh, es agarrarse de esa señal que Yahwéh Elohim ha dado, para entrar a la familia y vivir sujetos en obediencia a la Toráh, la cual tiene como mensaje central:

El Mesías Yahoshúa y su sacrificio redentor”.

Hermanos leamos Isaías 55:6 donde Abba Yahwéh nos muestra su compasión, donde vemos que la voluntad de Yahwéh es que la humanidad retorne al camino y dice así:

“Busquen a Yahwéh mientras puede ser hallado, llámenlo mientras está cercano”         

Por esta razón, el tiempo para retornar al camino, es HOY.

El tiempo de arrepentirnos es ahora, cuando estamos escuchando estas palabras y permitamos que Yahwéh las escriba en nuestros corazones.

Este es el mensaje en el que debemos enfocarnos:

Retorno a Yahwéh, con sinceridad de corazón, llanto y clamor y por supuesto diligencia en obedecer.

Es el anhelo de Yahwéh que hagamos Teshuváh. De Él proviene la siguiente proclama que encontramos en el libro del profeta Amós que dice así: 

¿Quién puede permanecer tranquilo y no estremecerse al oír al Shofar anunciar?: ¡Durmientes, despertad de vuestro letargo!, vosotros que dormís y los que estáis sumidos en el sueño, reflexionad sobre vuestras acciones y retornar humillados al camino del Eterno tu Elohim.”[6]

¡Levantaos y clamad a vuestro Creador pues Él es bueno y misericordioso!

Por lo tanto, cada persona debe esforzarse para lograr la teshuváh e incrementar su obediencia a los mandamientos y hacer buenas acciones, así de este modo poder estar limpio y puro ante Elohim. Amén.


[1] Zacarías 1:3

[2] Jeremías 25:5

[3] Jonás 3:10

[4] Rut 1:15

[5] Lucas 15:18

[6] Amós 3:6

Colaboradores
Últimas entradas de Colaboradores (ver todo)

1 comentario en ““TESHUVÁH: Volver Al Camino Verdadero, Volver A Yahwéh””

Los comentarios están cerrados.

Anótese en el boletín AYIN y le enviaremos vía email nuestro Minicurso Introductorio a las Celebraciones Bíblicas:

x