Yom Teruah, Un Día Señalado

Cuando leemos y estudiamos la Palabra de Yahweh, nos damos cuenta de que el Día de Aclamación o Yom Teruah es un día señalado por Yahweh para Israel. Sabemos que nosotros somos Israel cuando encontramos que fuimos injertados al pueblo de Yahweh. También nos damos cuenta que la observancia de esta Ley no es solo para los de Judá, conocidos como judíos, sino que es para las doce tribus de Israel.

Así hará el resto de la congregación. Habrá una misma ley para ustedes y para el residente extranjero; será una ley perpetua a través de las edades. Ustedes y los extranjeros serán iguales delante de Yahweh; el mismo ritual y la misma regla aplicará a ustedes y al extranjero que resida entre ustedes”. Números 15:15-16 (VIN 2011)

Al ser un solo pueblo con la misma Ley, debemos prestar atención a las convocaciones de Yahweh mencionadas en los siguientes versículos.

Yahweh le habló a Mosheh, diciendo: “Háblale así al pueblo yisraelita: en el séptimo mes, el día primero del mes, ustedes observarán un completo descanso, una ocasión sagrada conmemorada con fuertes toques de trompeta.Levítico 23:23-24 (VIN 2011)

En el séptimo mes, el primero del mes, observarán una ocasión sagrada: no trabajarán en sus ocupaciones. Lo observarán como día de sonar la trompeta. Presentarán una ofrenda quemada de olor grato a Yahweh: un toro de la manada, un carnero, y siete corderos de un año, sin tacha. La ofrenda de comida con ellos –harina selecta mezclada con aceite– será: seis kilos por el toro, cuatro kilos por el carnero, y dos kilos por cada uno de los siete corderos. Y habrá un chivo para ofrenda por el pecado, para hacer expiación en favor de ustedes – en adición a la ofrenda quemada de la luna nueva con su ofrenda de comida y la ofrenda quemada regular con su ofrenda de comida, cada una con su libación según lo prescrito, ofrendas encendidas de olor grato a Yahweh.Números 29:1-6 (VIN 2011)

De todos los días señalados, solo Yom Teruah cae al principio del mes, cuando hay luna nueva. Tenemos una instrucción sobre qué hacer cada principio de mes:

Y en sus ocasiones de regocijo –sus festivales fijos y días de luna nueva– ustedes sonarán las trompetas sobre sus ofrendas quemadas, un recordatorio de ustedes delante de su Elohim; yo, Yahweh, soy su Elohim.Números 10:10 (VIN 2011)

Al no tener templo ni sacerdotes levitas, la instrucción que podemos cumplir es no hacer ningún trabajo y hacer ruido. La palabra “teruah” significa “sonido de trompetas” y otras veces significa “grito”, “alarma de guerra”, “clamor de batalla”, “sonido de marcha” o incluso “grito de júbilo”.

Naciones todas, aplaudan, aclamen a Elohim con gritos de alegría.Salmo 47:1 (VIN 2011)

Aclamen a Elohim, [habitantes de] toda la tierra,Salmo 66:1 (VIN 2011)

Canten gozosamente a Elohim, nuestra fortaleza; canten con alegría al Elohim de Yaaqov.Salmos 81:1 (VIN 2011)

Canten alegres a Yahweh, [habitantes de] toda la tierra;Salmos 100:1 (VIN 2011)

Los siguientes versículos contienen la palabra “Teruah”.

Pero cuando ustedes emitan unos toques cortos (teruah), las divisiones acampadas al este emprenderán la marcha;Números 10:5 (VIN 2011)

No hay mal a su vista para Yaaqov, no hay desgracia a la vista para Yisrael. Yahwéh su Elohim está con ellos, y la aclamación (teruah) de su Rey en su medio.Números 23:21 (VIN 2011)

Cuando entró el Arca de Yahweh en el campamento, todo Yisrael irrumpió en una gran gritería (teruah), de tal modo que retumbó la tierra.1 Samuel 4:5 (VIN 2011)

Ora a Elohim y éste lo acepta; entra en su presencia con gritos de gozo (teruah), porque Elohim recompensa al hombre por su justicia.Job 33:26 (VIN 2011)

Día de toques de corneta y alarmas (teruah) –contra los poblados fortificados y las elevadas torres de esquina.Sofonías 1:16 (VIN 2011)

Y cuando se suene un toque largo del cuerno tan pronto oigan ustedes ese toque del cuerno todo el pueblo soltará un grito fuerte (teruah). Enseguida la muralla se desplomará, y el pueblo avanzará, cada hombre directamente”.Josué 6:5 (VIN 2011)

Yom Teruah tiene un significado profético que se relaciona con el retorno del Mashíaj Yahoshúa.

Porque el Maestro mismo descenderá del cielo con aclamación, con voz de príncipe de los mensajeros, y con trompeta poderosa; y los muertos en el Mashíaj resucitarán primero. Luego nosotros, los que vivimos y hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes, para salir al encuentro del Maestro en el aire; y así, siempre estaremos con el Maestro. Por lo tanto, consuélense unos a otros con estas palabras.1 Tesalonicenses 4:16-18 (VIN 2011)

Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su luz. Las estrellas caerán del cielo y los poderes del cielo se conmoverán. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo, y en ese tiempo se lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran majestad. Él enviará a sus mensajeros con un gran toque de trompeta para reunir a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.Mateo 24:29-31 (VIN 2011)

El regreso del Mashíaj Yahoshúa inicia con una voz de mando o grito y con el sonar de la trompeta de Yahweh. Habrá lamento en las naciones por el inminente juicio, pero alegría para los que creen. En la profecía de Joel vemos que el Día de Yahweh comienza cuando regresa Yahoshúa, por lo que es un llamado al despertar y al arrepentimiento. De hecho, es el inicio de diez días de teshuvá o arrepentimiento y de examinarnos a nosotros mismos para estar preparados para el Día de la Expiación.

¡Toquen corneta en Tsiyón, suenen una alarma en mi monte santo! Que tiemblen todos los habitantes de la tierra, porque viene el día de Yahweh, está cerca –día de oscuridad y tinieblas, día de densísima nube que se extiende sobre los montes como tizne. Una horda inmensa, enorme –nada así ha sucedido jamás, y nunca más volverá a suceder en años y siglos. Su vanguardia es un fuego consumidor, su retaguardia una llama voraz. Delante de ellos la tierra era como el huerto del Eden, detrás de ellos, un vacío desolado: nada ha escapado de ellos. Tienen la apariencia de caballos, galopan como corceles. Con un estruendo como de carros brincan por las cumbres de las colinas, con un ruido como de fuego ardiente que consume la paja; como una enorme horda en formación para la batalla. Los pueblos tiemblan delante de ellos, todos los rostros palidecen. Se apresuran como guerreros, como combatientes escalan una muralla, y cada uno mantiene su propio rumbo, sus caminos nunca se cruzan. Ninguno empuja al otro, cada cual mantiene su propio curso. Se apresuran por la muralla, asaltan la ciudad, se suben a las casas, entran como ladrones por las ventanas. Ante ellos tiembla la tierra, se estremece el cielo, se oscurecen el sol y la luna, y las estrellas retraen su brillo. Y Yahweh ruge fuertemente a la cabeza de su ejército; porque inmensa en verdad es su hueste, innumerables son los que cumplen sus órdenes. Pues grande es el día de Yahweh, muy terrible –¿quién puede soportarlo? “Sin embargo, ahora” –dice Yahweh– “vuelvan a mí con todo su corazón, y con ayuno, llanto y lamento”. Rasguen su corazón en vez de su vestido, y vuelvan a Yahweh su Elohim. Que él es bondadoso y compasivo, lento para la ira, abundante en amor, y que renuncia al castigo. ¿Quién sabe si se vuelve y se apiada, y deja atrás una bendición para la ofrenda de comida y la ofrenda de bebida a Yahweh el Elohim de ustedes? ¡Toquen corneta en Tsiyón, pregonen un ayuno, proclamen una asamblea! Reúnan al pueblo, hagan que la congregación se purifique. Junten a los viejos, reúnan a los bebés; y a los niños de pecho; que el novio salga de su recámara, la novia de su lecho nupcial. Entre el pórtico y el altar lloren los sacerdotes, los ministros de Yahweh, y digan: ‘¡Perdona a tu pueblo, Yahweh! ¡Que no se convierta tu posesión en una burla, para que no se mofen las naciones! Que no digan los pueblos: ‘¿Dónde está el Elohim de ellos?’”Joel 2:1-17 (VIN 2011)

Lamentablemente el Yom Teruah fue reemplazado por “Rosh Hashaná” que significa “cabeza del año” o “año nuevo”. Este cambio fue producido por la influencia de Babilonia en la nación judía mientras estuvieron ahí. Incluso ahí se adoptaron los nombres de los meses babilónicos aunque en las Sagradas Escrituras solo se enumera los meses como Primer Mes, Segundo Mes, etc.

El Talmud reconoce que “Los nombres de los meses vinieron con ellos de Babilonia.” (Talmud Jerusalén, Rosh Hashanah 1:2 56d). Incluso en los últimos libros del Tanaj vemos que aparecen los meses, pero siempre con el nombre original de la Torah:

Por ejemplo, Ester 3:7 (VIN 2011) dice:

“En el mes primero, que es el mes de nisán, del año doce del rey Ajashwerosh”.

Cuando llegamos a Ester, todos los judíos vivían dentro de Persia y los persas habían adoptado el calendario babilónico para la administración civil de su reino.

Un cambio muy serio se hizo cuando usaron el Yom Teruah como si fuera el “año nuevo” babilónico, que caía en la misma fecha. Los babilonios celebraban Akitu, el Año Nuevo dos veces cada año, uno durante el primer Tishrei y seis meses después en el primero de Nisán. La primera celebración babilónica de Akitu, coincidía con Yom Teruah y la segunda coincidía con el Año Nuevo de la Torah, el primer día del mes del Primer Mes. Pero aunque los rabinos proclamaron Yom Teruah como Año Nuevo, aun reconocían que el primer día del “Primer Mes” en la Torah era como el nombre lo implicaba, el Año Nuevo. Ellos no podían cambiar esa fecha debido a lo que dice Éxodo 12:2 (VIN 2011):

“Este mes les será principio de los meses; para ustedes será este el primero en los meses del año”.

Sin embargo, algunos argumentan que Yom Teruah es el Año Nuevo bíblico basándose en éste versículo:

Entonces harás tocar fuertemente la trompeta en el mes séptimo a los diez días del mes; el día de la expiación haréis tocar la trompeta por toda vuestra tierra.Levítico 25:9 (RVR 1960)

En realidad, este versículo en el contexto habla del inicio del año de Jubileo. Pero no dice que esa fecha es el inicio del año de Jubileo, sino que se inicia el anuncio por toda la tierra de la inminente llegada del año de Jubileo. De ser así, este pregón duraría 5 meses, dando tiempo a todos para prepararse para recibir el año de Jubileo el primer día del primer mes.

Recordemos que este tiempo es un llamado al arrepentimiento, reflexión y preparación para la segunda venida de nuestro Mashíaj Yahoshúa. También es un tiempo de cesar el trabajo y gozarnos con fuertes sonidos y aclamaciones.

Joshua Hansen

Colaborador en Asamblea de Yahweh Internacional y Escuela Hebraica. Licenciado en Administración. Tiene estudios de Teología, Música y Coaching.

Latest posts by Joshua Hansen (see all)